Le dieron 3 meses de prisión preventiva al oftalmólogo sanjuanino acusado de abuso, pero domiciliaria

820

Finalmente, el juez Andrés Abelín resolvió imponerle tres meses de prisión preventiva al oftalmólogo sanjuanino, Oscar Kerman, acusado de abusar a 7 pacientes. Sin embargo, lo benefició ya que los pasará en su domicilio en el country del Club Amancay, en Santa Lucía.

Por otra parte, le impuso medidas coercitivas: le prohibió que se contacte o comunique por cualquier medio, ya sea vía telefónica fija, móvil, redes sociales, con las denunciantes y los testigos, por el plazo de tres meses. Los abogados defensores, Marcelo Fernández y Franco Montes, ya adelantaron que apelarán el fallo ya que lo consideran «desproporcionado».

El caso Kerman llegó a un medio nacional y trascendieron detalles perturbadores de la primera denuncia

De todas las edades y profesiones: las pacientes que denunciaron abusos en el consultorio Nº7

Los fiscales Claudia Salica y Roberto Ginsberg habían pedido 4 meses de prisión preventiva para el oculista. Por su parte, y tal como había adelantado este medio, la defensa solicitó la libertad o, subsidiariamente, alguna de las medidas coercitivas (caución juratoria o dineraria, tobillera electrónica, entre otras) o, de última, la prisión domiciliaria.

Cabe recordar que Oscar Kerman se encuentra detenido después de haber sido denunciado por las 7 pacientes por supuestos abusos sexuales que cometió en el interior de su consultorio. Este viernes, afrontó la audiencia de formalización del caso que se desarrolla en Tribunales. Tras los pedidos de cada parte, el juez pidió un cuarto intermedio para determinar si lo excarcela o dar lugar a lo solicitado por Fiscalía.

Si bien no habría menores como presuntas víctimas, los presuntos delitos se habrían dado en una instancia privada y por ese motivo la audiencia se hizo a puertas cerradas. También pesaron los protocolos por la pandemia, aunque a decir verdad la Sala 9 es una de las más amplias y hay espacio suficiente para mantener las distancias.

Según la información a la que accedió Tiempo de San Juan, las presuntas víctimas de abuso sexual son todas mayores de edad y tienen un rango de entre 21 y 52 años. Todas tienen múltiples profesiones y por ello resulta difícil establecer un patrón de las mujeres que habría elegido para abusar.

Fuentes judiciales explicaron que, si bien hubo 9 mujeres acusaron al profesional, finalmente se investigan 7 hechos que podrían configurarse como delitos. Es que habían 2 relatos que exponían un vínculo que excedía los límites de médico/paciente, pero no llegaban a encuadrar en un delito. Sin embargo, formarán parte de la causa y serán tenidos en cuenta como testimonios.

El hecho que destapó la olla y que dio origen a la investigación penal, es el más reciente y ocurrió el 26 de julio pasado cuando una docente de 48 años fue a hacerse atender a la clínica ubicada en Mendoza pasando Brasil con el acusado. La misma contó que Kerman la manoseó e intentó besarla, sin haber dado consentimiento alguno a esas acciones. Inmediatamente después de eso, se dirigió a la sede judicial para denunciarlo. Luego, se sumaron el resto de las denuncias.

(Fuente: Tiempo de San Juan)