La Gata: “Me trata mejor Pelusa, Videla y la Mona que los de ahora”

1286

La cuartetera habló sin tapujos sobre la realidad de las mujeres en el cuarteto. Dijo que a Magui Olave la bancan por «cholulos» con Matías Suárez y que faltan empresarios que inviertan en ellas

Noelia Martínez fue una de las primeras mujeres que plantó bandera en el cuarteto y dijo acá estoy yo. Se instaló en Buenos Aires y llevó la música de Córdoba a los medios nacionales y llegó a lo más alto con su hit «La Gata».

Pero ese éxito no fue gratis para Noe, que se emociona al recordar lo difícil que fue llegar: «Me re costó, fui criticada, yo soy una mina cuartetera de barrio que trato de ponerme lo mas lindo que tengo cuando subo al escenario. La gente se acostumbró a verme así pero también puedo sentarme en el piso», aseguró en una entrevista, en la que recordó que cuando salía con el Potro Rodrigo comía asados en la vereda. «Soy muy feliz en el barrio, cuando me siento triste busco ese lugar». 

Reconoce que en la pandemia nació una hermandad entre las mujeres que trabajan en el cuarteto, con quienes se apoyan mutuamente y se organizan para trabajar juntas: «Mientras más mujeres, más trabajo, todas traemos más trabajo y más cosas lindas a la música, nos cuesta, porque en Córdoba somos muy machistas». 

La cuartetera se refirió al éxito de Magalí Olave, «A la única que le han dado lugar es a ella. No porque no labura, porque se rompe laburando, viajando, pero se le dio un lugar porque el marido juega en, o el primo es tal, y porque tuvo el dinero y el potencial de hacer otras cosas». 

Sin ánimo de desmerecer su trabajo, Noelia dijo que todos los cuarteteros que ella invitó a sus shows fueron, pero se dio una situación desigual con las otras mujeres: «Los colegas fueron de cholulos que son, porque si Magalí no tuviera ese gran monstruo que genera el fútbol, no sé si tantos hombres hubieran ido a cantar con ella«, lapidó. 

«El único que la bancó realmente en su momento fue Ulises, que lo re mil put… y él la ponía igual en las pausas y la hacía tocar y le decían de todo en als redes sociales y hoy se ganó su lugar», sentenció. 

Sin pelos en la lengua, comparó a sus colegas «de antes» con los de ahora: «Los hombres son egoístas, son machistas. Me trata mejor Pelusa, el Negro Videla, que son hombres bien plantados que las nuevas generaciones. La Mona Jiménez yo voy al baile y te regala el micrófono, es un groso, igual Chébere, te tratan como si fueras Madonna, pero los grupos actuales que yo siempre los apoyo, pocos quedan como los de antes». 

(Fuente: Cuartetando)