Una niña de Rawson escapó de su casa, harta de los ultrajes sexuales de su hermano y sus tíos

862

La Justicia investiga el aterrador caso de una niña de 12 años que huyó de su casa en Rawson para no sufrir más los abusos sexuales de su propio hermano y sus tíos. En principio creyeron que estaban frente a otra típica fuga de hogar de chicos motivada por discusiones familiares, pero al dar con ella descubrieron el espanto que atravesaba de hace meses.

La niña desapareció el domingo último. Su mamá recurrió a la Policía para denunciar su extravío. A partir de ese momento se activó el programa “San Juan Te Busca”, que coordina el trabajo de organismos provinciales y la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales para dar con el paradero de personas denunciadas como perdidas. La Policía y personal de 102 empezaron a buscarla y el martes a la tarde la localizaron en el mismo departamento Rawson. Una señora llamó avisando que la pequeña andaba deambulando por la calle. Dicen que dormía a la intemperie.

Cuando la niña fue entrevistada, ella misma aseguró que no quería volver a su casa. Contó que tenía miedo porque su hermano, de 15 años, la violaba. Además, dijo que sufría manoseos por parte de dos tíos adolescentes o jóvenes. La Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales dio inmediata intervención al fiscal Duilio Ejarque de la UFI del ANIVI, dado que estaban frente a posibles delitos sexuales en perjuicio de esa niña.

Fuentes judiciales señalaron que la investigación recién empieza. Como primera medida, la nena fue asistida por especialistas de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia y alojada en un hogar del Estado provincial. La decisión es que no regrese a su casa. Lo que explicaron fue que allí vivía con su madre y un hermano.

Abrieron dos causas, dado que por un lado habrían existido los abusos sexuales con acceso carnal perpetrados por el hermano y por otro los supuestos manoseos cometidos por los tíos. Las fuentes señalaron que, por el primero de los casos, podría intervenir un Juzgado de Menores para investigar al adolescente de 15 años. Y paralelamente, el personal de la Unidad Fiscal de Investigaciones del Centro ANIVI indagaran sobre los posibles abusos de los tíos. Por lo pronto todo se maneja con mucho hermetismo.

(Fuente: Tiempo de San Juan)