Cayó preso el militante político que decía ser abogado y que fue denunciado por estafas reiteradas

720

Los días de supuesto abogado, empresario y militante parece que llegaron a su fin para Francisco Piriz Carossia. O por lo menos un tiempo. El joven que fue denunciado por estafas reiteradas fue detenido el lunes último en una redada que le tendió unas de las víctimas junto a la Policía.

Su detención se precipitó después de la publicación de Tiempo de San Juan del miércoles pasado, donde se detallaron los casos denunciados en su contra. Francisco Piriz Carossia es un joven de 26 años conocido por su actividad política, hijo de una arquitecta y amante de los lujos que ya había sido escrachado por las redes sociales. Sus supuestas víctimas lo calificaron de “mitómano”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Un compañero suyo del partido, de apellido Rodríguez, fue uno de los denunciantes. Esa persona aseguró que Piriz Carossia lo engañó dos veces. Primero lo estafó con 4.000 dólares que le prestó y que el supuesto abogado no le devolvió, aseguró, dado que el sospechoso se presentaba como letrado. Después lo embaucó con un cheque por 780 mil pesos que el mismo joven firmó y endosó para que le hicieran un trabajo en una finca de Sarmiento, agregó. Ese cheque no tenía fondos.

El otro damnificado fue Darío Segovia, un remisero que supuestamente fue estafado por Piriz Carossia en 800 mil pesos con la venta de un auto Renault Logan. Y es que pactaron la venta en junio último y el supuesto embaucador se comprometió, a través de firma de documentos, pagar cuotas de 200 mil, 400 mil y 200 mil pesos. El problema fue que el remisero jamás recibió un peso.

Su tercera víctima fue Sandra Nogueira, que en febrero de 2020 conoció a Piriz Carossia como abogado y socio de un letrado de apellido Quero. Ambos decían tener un estudio jurídico, señaló la mujer, quien contrató sus servicios para que tramiten su divorcio y cancelen las deudas de alquileres y servicios que tenía su familia. Le entregó cerca de 500 mil pesos para pagar todo lo adeudado y en concepto de honorarios, pero a los meses descubrió que nunca hizo un trámite, no pagó las deudas y que ni siquiera era abogado. Al tal Quero lo denunció en el Foro de Abogados. Este lunes, la señora denunció formalmente a Piriz Carossia y al abogado Renzo Quero en la sección Defraudaciones y Estafas.

La nota de TIEMPO DE SAN JUAN puso contra la pared a Piriz Carossia, quien desesperado empezó a llamar al remisero Darío Segovia diciéndole: “Sacame la publicación. Me éstas arruinando la existencia”, mientras suplicaba creyendo que era el artífice de la nota. En esos contactos, el sospechoso le hizo promesas y empezó a contar intimidades de su actividad, según Segovia.

El viernes entregaron el auto Renault Logan en la Central de Policía y siguieron los contactos. Es que le habían cambiado las cubiertas y le faltaban el compresor del aire y otros elementos del vehículo, de modo que Piriz Carossia prometía a Segovia reponer esas cosas. El remisero habló con los policías de Defraudaciones y Estafas y así fue que acordaron que le siguieran la corriente mientras solicitaban la orden de detención para el lunes.

El remisero citó a Francisco Piriz Carossia a las 11 del lunes en la “Esquina Colorada”, pero lo hizo esperar a las 12.40. A esa hora lo pasó a buscar y le pidió trasladarse hasta el Conector Sur y avenida de Circunvalación para “charlar más tranquilo”.

El joven ni sospechó que a los pocos minutos que llegaran a ese lugar, le cayera la Policía. “¿Qué me estás haciendo?”, le dijo al remesero, cuando vio a los policías de civil que lo llevaron detenido a la Central de Policía.

Fuente: Tiempo de San Juan