La transferencia bancaria, la nueva mentira para estafar en San Juan

740

Una nueva forma de engañar ya es furor en San Juan: la transferencia bancaria para girarte el dinero por un producto que tengas a la venta en alguna red social o página web de compra y venta. Así le ocurrió a una sanjuanina, Betina Balmaceda, que se encargó de publicarlo en su cuenta de Facebook.

“En el día de ayer fuimos víctimas de una estafa que hoy en día está muy de moda acá en San Juan, están operando a full acá en la provincia y en otros lados también. Te contactan por algún producto que tenés publicado a la venta y te dicen que lo quieren y que no lo pueden retirar en ese momento, pero que te lo dejan pagado para luego retirarlo. Te piden los datos para hacer la transferencia y luego te envían el comprobante”, comenzó relatando.

A Betina debían transferirie $10.000. “En el comprobante salía que me habían transferido $100.000. “Inmediatamente se comunica esa persona conmigo llorando, desesperado, diciéndome que había puesto un cero de más, que eran todos sus ahorros, que por favor le devolviera el dinero, etc, y yo como una imbécil sólo quería calmarlo, que se quedara tranquilo que yo le iba a reintegrar su dinero. Supuestamente el ya había hecho el reclamo al banco y que le habían dicho que el dinero estaba congelado, por lo tanto a mi no se me acreditaba, pero que ya se comunicarían conmigo para darme el paso a paso a seguir”, expresó la damnificada.

A los pocos minutos, la llaman desde un supuesto banco y comienzan con ese paso a paso. Al mismo tiempo, supuestamente les llegaban códigos desde el Banco Santander y esos códigos, los estafadores les pedían que se los dictaran. De esa manera, lograron bloquear el home banking y prohibieron el ingreso de sus propietarios. Luego, fue al cajero y descubrió que se lo habían vaciado. Ccon decirles que ya la cuenta se encuentra en menos 78 mil pesos porque lograron extraer hasta el dinero que el banco te brinda en cuestión de préstamo hasta que te depositan el sueldo nuevamente”, siguió.

Angustiada, continuó su relato expresando: “Estoy destruida, no nos robaron sólo dinero, nos han robado el esfuerzo de mucho tiempo a cuesta de laburo y del más duro créanme. Nos sacaron hasta el último peso. Todo esto lo hago para que tomen conciencia, que no le pase a nadie más por favor”.

Por último, afirmó que, “con total vergüenza, les dejo mi cuenta de mercado pago para que quien pueda colaborar con lo mínimo, un peso, cinco pesos, diez pesos, todo suma, lo que sea se los agradezco muchísimo de corazón. Sé que vamos a salir adelante, ya lo hicimos una vez y lo haremos nuevamente, pero ya cansa, les juro que cansa. Hoy mataron los sueños de toda una familia”.

Fuente: Tiempo de San Juan