Investigarán si la portera corrompió a otros menores en la casa donde se filmó con uno

846

A ella y a quien supuestamente filmó el video les dictaron prisión preventiva por 2 meses. La mujer no declaró, sí el otro imputado.

La jueza Verónica Chicón dictó ayer dos meses de prisión preventiva para la portera que aparece en un video sexual junto a un menor y el mismo plazo para el sujeto que supuestamente filmó las imágenes. El fiscal Roberto Mallea le imputó a Paola Fabiana Tejada (35) y a su amigo Osvaldo Sebastián Tapia (32) los delitos de corrupción de menores y producción de pornografía infantil. Además, sólo a ella, exhibiciones obscenas agravadas porque la víctima es menor, dijeron fuentes judiciales. El escándalo puede ser mayor porque ahora Fiscalía investigará si la mujer corrompió a otros menores amigos de su hija cuando iban a su casa de 25 de Mayo. Es que una encuesta socioambiental no dejó bien parada a la portera puesto que en la zona hablaron de que eran comunes las juntadas en esa vivienda, ubicada en el mismo predio de la Escuela Ramón Barrera, donde ella trabajaba hasta antes de ser denunciada.

La otra prueba que la complica es una fotografía en la que aparece acostada sobre la víctima, un chico de 15 años amigo de su hija, simulando una pose sexual. Y un video en el que arenga al mismo menor a buscar una golosina entre sus pechos. «No vale con la mano», se la escucha decir. Se oye también una voz masculina que lo alienta: «Vamos, dale, con la boca».

Los imputados ayer fueron sentados en el banquillo de los acusados y cuando tuvieron la oportunidad de declarar solamente Tapia lo hizo, asistido por los abogados Fernando Guerrero y Sergio López.

La versión del hombre, que es empleado de comercio, indica que el día en el que se filmó el video (habría sido a mediados del mes pasado) pasó por la casa de su amiga Tejada a saludarla a ella y a su hija, que pronto cumplirá 15 años y lo eligió para que sea su padrino. Tapia explicó que en la casa se encontraban varios adolescentes reunidos y que él se puso a tomar mates. La reunión se extendió y más tarde compraron cerveza y otras bebidas. Según su relato, cuando ocurrió el episodio con el chico que quedó filmado habían otros menores, pero no se refirió a si fue él o no quien grabó las imágenes. Agregó que luego de la juntada se fue a su casa y que siguió su vida normalmente.

Sus defensores mencionaron que la situación se dio en medio de un clima de diversión y que no fue tomado como que se estaba cometiendo un delito, es decir, que los presentes festejaban y se reían pero que nunca pensaron que hacer eso estaba mal. «Lo tomaron como un juego», señalaron.

Según fuentes judiciales, la víctima estaba acostada y lo que se aprecia en el video ocurrió cuando fueron a despertarlo. Esa noche también se quedó a dormir, afirmaron.

La denuncia fue radicada en la UFI Anivi por un profesor de Inglés de la escuela luego de que en un grupo de Whatsapp que comparte con alumnos fuera compartido el material. A la portera la reconoció, pero al menor no porque no asiste a ese establecimiento.

El chico y la hija de la imputada declararán hoy en Cámara Gesell, un paso clave en la investigación.