El niño abusado por la portera y la hija de la mujer irán a la Cámara Gesell

820

Esto luego de que se viralizaran videos con contenido sexual entre la mujer y el chico de 15 años

El caso de una portera que se filmó y fotografió abusando de un menor de edad, en 25 de Mayo, conmocionó a los sanjuaninos y generó impacto nacional. Este caso salió a la luz el lunes en la noche, la mujer fue detenida horas más tarde y durante la tarde de ayer los papás del menor se presentaron ante la Justicia. Según Roberto Mallea, fiscal de la causa, los padres dijeron que aparentemente se trató de un hecho aislado, es decir, que no hubo abusos anteriores y que el chico no asiste a la escuela Ramón Barrera, donde al parecer ocurrieron los hechos y donde la mujer vive. A la vez, dijeron que el video es reciente. Ante este panorama, el fiscal comentó que seguirán las investigaciones y que tanto el adolescente como la hija de la portera (amiga del chico) serán sometidos a Cámara Gesell. Ante esta denuncia, las autoridades del Ministerio de Educación tomaron cartas en el asunto y decidieron separar del cargo a la mujer.

El lunes en la noche, un profesor denunció en Anivi que sus alumnos estaban haciendo circular un video en el que se veía a una portera de la escuela incitando a un menor de edad a que saque de entre sus pechos un caramelo con la boca. A este video se sumaron fotos en las que se ve a la mujer haciendo poses sexuales con el chico, que según dijo Mallea, tiene 15 años. «Cuando se realizó el procedimiento de detención -a las 0,30 de ayer- el niño se encontraba en el domicilio de la portera. Sabemos que es amigo de la hija de la mujer. Los padres del menor dijeron que se había escapado de su casa», comentó el fiscal y agregó que a pesar de que el chico les confesó a sus papás que «en ningún momento lo obligaron a hacer algo», se trata de un delito, pues para la ley no tiene criterio para actuar sobre su vida sexual por la edad.

Durante la tarde de ayer, los papás del chico hicieron su declaración ante la fiscalía. Mallea comentó que dijeron que luego de convencer a su hijo, quien «no quería aportar muchos datos», lograron conseguir información. «Dijeron que no estaban al tanto de lo que estaba aconteciendo y que por lo que creen, el video no es de larga data. Es decir, sería reciente», dijo Mallea y comentó que hoy se realizará la audiencia de formalización ante la jueza de Garantías Verónica Chicón.

Por otra parte, y dando más detalles de la declaración de los papás del menor, Mallea comentó que explicaron que el chico corroboró el hecho y que les aseguró que su participación fue voluntaria. «Una vez que tengamos la primera audiencia y más detalles de las pericias -secuestraron los celulares para ver la información- veremos qué se le imputa y si hay más delitos o más víctimas. Además, haremos una cámara Gesell para el menor y para la hija de la imputada», agregó el fiscal.

En la escuela ayer reinó el silencio. Unas porteras del establecimiento fueron las encargadas de decir que los directivos no estaban y que ellas no podían hablar sobre las imágenes. Esta conmoción llegó a los papás de los estudiantes, quienes además de mostrar indignación reflejaron el hermetismo del establecimiento. Muchos dijeron que no conocían a la portera, que no querían hablar del caso o que no sabía nada de los videos. Sin embargo, otros (que pidieron reserva de identidad) comentaron que el lunes los videos llegaron por los grupos de whatsapp de la escuela.

Los papás que hablaron del tema dijeron que la portera trabaja hace muchos años en la escuela. «Tenía un trato cortante con nosotros. Era la encargada de entregarnos la mercadería -de la copa de leche- y nos atendía siempre mal», dijo una mamá. Otros padres comentaron que estaban indignados porque desde la escuela no habían recibido ninguna información oficial. «Sólo el profesor de Inglés -sería el mismo que denunció en Anivi- dijo que iban a tomar cartas en el asunto, pero la directora no mandó nada, ni para darnos tranquilidad», agregó otra madre, mientras que algunos alumnos dijeron que la portera «era buena» con ellos y que no se veía como una «mujer atrevida».

Fuente: Diario de Cuyo