Descabezan a una división de la Policía por la escandalosa detención en el Skate Park

807

Es por el arresto de la adolescente en el paseo público cerca de la Terminal de Ómnibus. Ahora se conoció que sacaron a los jefes de algunos de los policías que intervinieron en el operativo.

Además de los oficiales y agentes removidos, el escándalo desatado por la violenta detención de una adolescente en el Skate Park de Capital se cobró los puestos de dos jefes policiales. La Jefatura de la fuerza dispuso los traslados de los responsables de los efectivos que realizaron el polémico operativo el domingo último en el paseo público ubicado en las calles Pueyrredón y Santa Fe, cerca de la Terminal Ómnibus.

La decisión fue hecha pública este viernes a través del llamado Orden del Día, a través del cual dispusieron los traslados de los jefes de la División Comando Radioeléctrico a otras unidades. La medida no pasó inadvertida dentro de la Policía y generó malestar en las filas de los uniformados. No es que están en contra de la investigación por el supuesto mal proceder en el operativo, pero jefes policiales y suboficiales comentaron que, en otros casos como el del millonario fraude en Contaduría de la fuerza, no investigaron a otros superiores ni los removieron de sus cargos.

Los que quedaron en la mira y fueron separados de sus cargos son el comisario inspector Víctor Ponce y el subcomisario Alberto Aballay, el jefe y segundo jefe de la División Comando Radioeléctrico. Y es que eran los jefes de algunos de los efectivos que participaron en el procedimiento del lunes último en la tarde, cuando detuvieron a la adolescente en el predio del Skate Park.  A Ponce lo mandaron a la Seccional 14ta de Zonda, lo que fue tomado como una degradación porque lo recluyeron en una dependencia alejada y de menor importancia operativa. Con Aballay fue distinto, lo enviaron a la Seccional 3ra. La decisión fue tomada por el comisario general (R) Luis Martínez, el Jefe de Policía.

El caso se hizo público a raíz de la viralización de un video grabado por otro chico. En esas imágenes se ve cómo los policías tienen retenida a la chica en el piso, incluso boca abajo y luego le ponen las esposas para levantarla del suelo y trasladarla. Su madre denunció que la adolescente no estaba haciendo nada malo, que solo fue a buscar a una amiga. Y que allí los policías la maltrataron, la insultaron y la agredieron físicamente durante la detención, de acuerdo a las versiones. Además, en el video se observa el momento en que un policía manotea el celular al jovencito que filma.

Tras la difusión del violento procedimiento y la denuncia de la familia de la niña, abrieron una investigación administrativa en la Subsecretaría de Control de Gestión.  Los que tuvieron mayor participación en el cuestionado operativo fueron los efectivos del Comando, por eso separaron a uniformados de esa área, pero también a sus dos jefes. Otros son de la Seccional 5ta. de Santa Lucía. Sobre todo ellos hay una denuncia y la Unidad Fiscal de Investigaciones del Centro ANIVI abrió una causa penal por presunta privación ilegítima de la libertad, vejaciones, apremios ilegales y lesiones leves contra la joven.

Fuente: Tiempo de San Juan