Día del padre: el frío y el aguinaldo le dieron un fuerte empujón a la venta

881

Ayudados por el frío, y una gran inyección de dinero circulante a raíz del pago del medio aguinaldo de la administración pública y algo del sector privado, este año la celebración del Día del Padre fue histórica para los comerciantes: se registró un aumento de ventas del 14% anual en San Juan, un salto inesperado, y el mayor repunte que recuerdan para una celebración de los padres en la provincia, según informaron en la Cámara de Comercio de San Juan. Esta entidad agrupa a una buena parte del comercio minorista provincial y tiene asociados a 9 centros comerciales. En comparación con la última celebración importante para el sector, la venta del domingo creció más que la de Reyes incluso, que este año había subido 2,3% anual.

Este año el ticket promedio fue de $4.300, muy por encima de los $1.400 del año pasado, aunque también se registraron picos mucho más altos en algunos rubros, ya que de la mano de las promociones bancarias repuntó también la venta de televisores -en coincidencia con los partidos de la Copa América-, y de telefonía celular. Pero los regalos más elegidos fueron ropa de abrigo y deportiva, zapatillas y pantuflas. Otro rubro que sobresalió fue la gastronomía -con vinos y desayunos-, electrodomésticos y perfumes. Desde la entidad explicaron que hay cadenas que por ejemplo vendieron todos los celulares que tenían disponibles, mientras que en otras casas comerciales se sorprendieron por el repunte del consumo de televisores smart. En vestimenta, el comercio tradicional como las nuevas tiendas que desembarcaron hace poco en la provincia «despacharon» pulóveres, camperas y prendas de abrigo. «»No se recuerda otro Día del Padre con este alto nivel de ventas», dijo ayer muy contento el presidente de la entidad, Hermes Rodríguez, quien admitió que las ventas estuvieron por encima del nivel esperado para la fecha. Entre los factores que impulsaron la reactivación del consumo señaló que las bajas temperaturas jugaron a favor porque hubo un «doble propósito» que conjugó la necesidad de una prenda de estación con el regalo del Día del Padre.

También destacó que fue oportuno el pago del aguinaldo, como también la mayor apertura de las restricciones en medio de la segunda ola de la pandemia que traccionó las reuniones familiares y potenció los festejos sentimentales.

Otro factor que ayudó al repunte de ventas fueron las promociones que sacó tanto el comercio en general, como el gobierno con las vinerías. Incluso estas últimas vivieron una jornada muy positiva.

Los días «fuertes» de ventas se produjeron como siempre a último momento, el jueves 17, viernes 18 y el sábado 19. Este último día los comerciantes decidieron abrir de corrido y a la tarde y según dijeron, fue una decisión acertada porque tuvieron una alta demanda durante esa jornada y el centro por momentos se vio colapsado.

La forma de pago más elegida fueron las tarjetas de crédito, y los créditos propios de los comercios, mientras que para los montos más altos se utilizaron dos tarjetas para cerrar la operación.

  • Las promociones

Para ayudar las ventas 10 cámaras de comercio implementaron descuentos de hasta el 30% en la compra de indumentaria y calzado, y promos en comida y bebida, y según explicaron ayer, fue un incentivo para el repunte. A eso se sumó el programa «Elegí bien, comprá mejor» impulsado por el gobierno con 19 vinerías dedicadas a la venta de vino y «delicatessen», que tiene vigencia hasta el próximo 30 de junio. Comentaron que los supermercados se sorprendieron al vender varias botellas de whisky que son caras, en tanto Hugo Ugarte comentó que las vinotecas tuvieron un «veranito» con una fuerte facturación de todo tipo de etiquetas.

  • Positivo en todo el país

En todo el país las ventas del Día del Padre crecieron 35,8% anual a precios constantes, pero siguen 21,5% debajo de 2019, según informó Came. A diferencia del año pasado hubo más encuentro familiar y eso ayudó a la venta. Siete de cada diez comercios relevados señalaron que la fecha contribuyó a levantar la demanda en sus rubros. De la mano de fuerte promociones todos los rubros tuvieron subas importantes, pero los bajos niveles de consumo quedaron visibles al comparar contra dos años atrás, el último Día del Padre antes de la pandemia.

Fuente Diario de Cuyo