Alfredo Méndez: «lo importante es no dejar de soñar»

1241

Su carrera es como solista pero tuvo su época de esplendor con el Grupo Impacto, el talento y las ganas de seguir creciendo no paran.

Su vida es la música, la familia siempre estuvo ligada a ella y por ende lo llevó por ese camino desde chico. Carlos Alfredo Méndez ahora como solista nos contó su historia y sus ganas de crecer a pesar de la pandemia y todos los contratiempos que tienen los artistas cuarteteros en Argentina.

Su carera artística la marcó el Grupo Impacto, aunque reconoce que en esa época ellos no tenían dimensión de lo que pegó su música. Inclusive tuvieron la chance de tocar en un programa de difusión nacional para llevar sus temas. Alfredo recuerda que «El Grupo Impacto marcó mis comienzos, conocí mucha gente de radio y televisión, Jorge Elizondo tenia un programa y nos pedía la gente. Me marcò mucho en la vida artisticamente. conoci muchos lugares que no sabia que existían. Pero no quedó ahí, Alfredo afirmó que «cuando conocí al maestro Ricardo Greguar empezamos a grabar temas Carta de un bebé, Me parece que son algunos delo hits que hicieron historia con la banda, anduvimos muy bien con esa formación. Después me hice solista como Alfredo Mendez».

Pero la historia, su historia, con la música empezó mucho antes. En la entrevista en Q’Radio! por el 93.3 recordó que «yo canto desde que tengo uso de razón, por que en mi familia son músicos, mi abuelo cantaba en una orquesta y guitarrista, mis tíos son músicos. Desde que tengo 3 o 4 años me hacían cantar con la guitarra. Después cantando en los coros de las escuelas, me elegían para ser las primeras voces. Cuando cumplí 17 años arme la primera banda Grupo Alegría. Ahí comencé a subir a los escenarios. Eran los amigos del barrio que teníamos la ilusión de forma runa banda y salir a cantar, hacer lo que te gusta».

Como no podían faltar las anécdotas, Mendez deslizó algunas de su paso por el Grupo Impacto: «»una vez me baje en colectivo como a cinco cuadras para ahacer un show, cuando terminamos hice lo mismo, simulé como que me subía a una combi y me fui cinco cuadras a tomarme colectivo, ahora es mucho más fácil hacer la difusión de la música. Inclusive nosotros tuvimos la posibilidad de tocar en un programa de música de los canales de Buenos Aires, pero por cuestiones internas ene l grupo no pudimos ir».

Ellos con su juventud y la sencuillez que aún manifiesta Alfredo dijo que «estabamos en lo mejor de nuestra época y no lo sabíamos. La gente nos paraba en la calle, nos invitaban a comer a la casa de ellos, teníamos una respuesta muy linda en la gente. Carta de un bebé es un tema que gustó muchísimo, es un tema que pegó mucho. También «Me parece que», que es un tema de Pelusa y aun me piden que lo cante».

Actualmente Alfredo Mendez tambien fue cruzado por la pandemia, por el protocolo no se puede ir con toda la banda. Así que vamos tres o cuatro alos eventos, hacemos acústicos con Leandro Samper, el pianista . No podes hacerlo participar al resto por más que quieras. A veces no actúan pero van a apoyar a los que subimos al escenario. Ahora somos cuatro músicos y cantamos dos. Por ahora no podemos ampliar aunque seria lindo hacer una banda grande como Omega, pero se nos hace imposible. Hay cuestiones económicas, de tiempo por nuestros trabajos que nos impide».

Por ahora el anhelo generalizado también hace eco en la voz de Alfredo Méndez, por eso asuegrua que «esperamos que se termine esta pandemia para seguir con grabaciones, viajes para cuando esto se termine, no vamos a bajar los brazos. Estamos planeando hacer cosas buenas pero no podemos viajar a ningún lado. Pero sigo soñando con cosas que quiero hacer, es importante no dejar de soñar».