Escuela de Comercio: tras la presión de los papás aceleran la vuelta a la presencialidad

690

Los chicos de 3ro a 6to año no cursan desde 2019. Vuelven la próxima semana

Angustiados, preocupados y con incertidumbre, los padres de alumnos de la escuela de Comercio, que depende de la Universidad Nacional de San Juan, se venían organizando para pedirle a las autoridades que sus hijos pudieran volver a las aulas y tener presencialidad. Y tenían sobrados motivos, pues los estudiantes de 3ro a 6to año cursaron por última vez en las aulas durante el ciclo lectivo 2019, ya que la pandemia no lo permitió en 2020. Con las clases del 2021 iniciadas, la presión de los papás hizo que en la escuela adelantaran el proceso de regreso gradual y al menos los alumnos de 4to y 6to año podrán comenzar la semana que viene, mientras que el objetivo es sumar a los de 3ro y 5to los primeros días de mayo. Los chicos de 1ro y 2do, en tanto, ya habían empezado las clases el 5 de abril.

La falta de espacio físico que no permite más de 7 u 8 alumnos por aula (factor de ocupación previsto en el protocolo) y un plantel docente afectado por licencias, aislamiento o dispensas fueron factores que influyeron para que este año el grueso de la matrícula no empezara con la presencialidad, explicó Graciela Putelli, directora de la escuela de Comercio.

Este instituto preuniversitario es el más grande de los tres, con 1.500 estudiantes; ya que el Central Universitario reúne unos 500 alumnos y la de Industrial tiene poco más de 700, indicaron.

«La decisión de comenzar la presencialidad sólo con Primeros y Segundos años divididos en dos grupos y de sumar al resto de los cursos en forma gradual no fue una cuestión caprichosa, sino que fue tomada en equipo por los directivos de la escuela. Además, pusimos en conocimiento no sólo al secretario Académico de la UNSJ y sino también a los protagonistas de las paritarias, además de los representantes de los padres. Sabemos de la importancia de la presencialidad y la socialización en el proceso de aprendizaje, pero hasta tanto funcionaran todos los engranajes pensábamos que lo mejor era ir gradualmente, con prudencia y cautela», indicó Putelli.

De todos modos, los padres de los alumnos ya se habían movilizado y de hecho ayer la directora se reunió con unas mamás y para hoy está previsto que un grupo de padres se acerque a la escuela para presentar una nota. En ese encuentro, Putelli les comunicará la decisión tomada en las últimas horas.

De esta manera, los alumnos de 4to año, que son los que empiezan con la orientación, volverán a las aulas desde la semana que viene y a ellos ahora sumarán a los de 6to, que egresan este 2021. Todos serán divididos en tres o incluso cuatro agrupamientos (dependerá de la cantidad de alumnos por curso y el tamaño de las aulas asignadas) para alternar la presencialidad semanalmente.

Los de 3ro y 5to, en tanto, podrán acoplarse a las aulas desde la semana siguiente o la posterior, de acuerdo a la organización y disponibilidad que tengan de docentes.

Así, en el mejor escenario, para mayo debería estar funcionando el mecanismo de burbujas y alternancia en la presencialidad de la escuela de Comercio.

Fuente: Diario de Cuyo