El insólito caso del preso que quiere entrar al penal a cumplir su condena y no lo dejan

763

Es un interno que goza de los beneficios de salidas transitorias y que regresó al Servicio Penitenciario Provincial, pero le permiten el ingreso.

Hay presos que darían cualquier cosa por escapar de la cárcel, pero hay uno que quiere entrar al penal de Chimbas a cumplir su condena y no lo dejan. Es el insólito caso de un reo sanjuanino condenado a prisión por robo, que hace casi dos semanas que salió del Servicio Penitenciario Provincial con salidas transitorias y ahora no puede ingresar por la pandemia.

Su nombre es Sebastián Aguirre, quien en septiembre de 2018 fue condenado a 8 años de prisión efectiva por balear y asaltar, junto a dos cómplices, a un proveedor de pescado al que le robaron 460.000 pesos. Desde entonces purga su castigo en el penal de Chimbas. Al parecer, cumplió a raja tablas las normas internas de la cárcel, obtuvo buen concepto y hasta se volcó a la religión para corregir su vida.

Debido al tiempo que lleva detenido, en diciembre último obtuvo los beneficios de salidas transitorias para estrechar vínculos familiares. Es así que todos los martes y jueves a las 9 de la mañana abandonaba el penal para reencontrarse con sus parientes y llegada las 21 retornaba a su presidio, en el Sector I de la cárcel sanjuanina.

Eso fue hasta el martes 6 de este mes, cuando estando en su domicilio en Rawson se enteró que su hermana y otro pariente contrajeron Covid-19.  Aguirre sabía que a la noche debía regresar al penal y así lo hizo. Sin embargo, al momento de presentarse en la guardia, informó que había tenido contacto estrecho con dos familiares que estaban contagiados. Fuentes allegadas explicaron que los penitenciarios le comunicaron que, por el peligro que representaba para él y la población cárcel, no podía ingresar al predio y que se aislara de inmediato en su casa, según sus allegados.

Fuentes del caso señalaron que el reo no supo qué hacer y regresó a su casa porque no tenía a dónde ir. Y en razón de que vio que no hicieron ningún acta para justificar su ausencia, tuvo que recurrir a su defensora, la abogada Sandra Leveque. Al otro día, le letrada presentó un escrito en el Juzgado de Ejecución Penal para explicar que no se le permitió el ingreso y los motivos. Esto ante la posibilidad de que le suspendieran el beneficio de las salidas transitorias.

La cuestión es que el preso quiere volver al penal de Chimbas para continuar purgando su condena y salir lo más pronto de prisión. Por el contrario, no lo dejaron entrar y en estos días debió cumplir los días de aislamiento que se prevé por protocolo. Encima, este viernes fue a realizarse los exámenes esperando que le diera negativo para volver al penal y resulta que le dio positivo: también se contagió de Covid, igual que su padre y su cuñado.

Con esto, está obligado a permanecer en aislamiento otras dos semanas más. Es decir que ahora tampoco podrá retornar a la cárcel. Esto lo pone en una encrucijada porque teme que lo declaren en prófugo por no figurar en la lista de presos que salen y entran diariamente con permisos. El caso es insólito en razón de que su abogada tendrá que presentar otro escrito para que informar que el preso tiene intención de volver al penal, pero no puede o no lo dejan entrar, y de esa manera justificar su ausencia. O que dispongan su internación y aislamiento dentro del mismo servicio penitenciario. Fuentes judiciales explicaron que Aguirre no sería el único y podría haber otros presos que atraviesan la misma situación por la pandemia.