En medio de tensiones, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich comenzarán a definir el armado electoral en la ciudad de Buenos Aires

56
Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, cuando tenían una relación en la que había espacio para sonreír
Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, cuando tenían una relación en la que había espacio para sonreír

Cuentan sus allegados que a Horacio Rodríguez Larreta se le agrieta el rostro cuando le mencionan a Patricia Bullrich. Y Patricia Bullrich frunce el ceño si alguien nombra a Horacio Rodríguez Larreta, según colaboradores de la ex ministra de Seguridad. En público lo disimulan con elegancia, pero en privado queda en claro que entre ellos hay diferencias personales y políticas, estilos muy distintos y, como se puso en evidencia en estos últimos tiempos, proyectos que se chocan y sacan chispas.

De un lado, el jefe de Gobierno porteño, del ala moderada de la oposición, busca un triunfo resonante en la ciudad de Buenos Aires en las próximas elecciones y consolidarse como el líder de Juntos por el Cambio en el distrito, como primer paso de la carrera para ser candidato presidencial en 2023. Del otro, la jefa del PRO, del ala dura, quiere encabezar la lista de candidatos a diputado por la Ciudad en los comicios de 2021 y ya da pistas de que también aspira a disputar la Presidencia de la Nación.

¿Llegarán a consensuar una sola lista opositora o terminarán compitiendo en las PASO? Esta semana está previsto el primer encuentro entre representantes de ambos dirigentes para empezar a explorar el armado electoral en la Ciudad. Así lo esperan, al menos, en el equipo de Bullrich. En las paredes vidriadas de la sede del gobierno porteño en Parque Patricios, sin embargo, dicen que aún resuenan las palabras terminantes de Rodríguez Larreta: “Vamos a ir a las PASO y definir todo ahí”.

En este enfrentamiento hay, además, un protagonista que no se ve, pero cuya presencia se siente: Mauricio Macri. Luego de la tregua acordada con Rodríguez Larreta en el último verano, el ex mandatario se muestra prescidente en las peleas internas, aunque cerca suyo admiten que Bullrich cuenta con su bendición para todos los movimientos que realiza. En el entorno del jefe de Gobierno lo relativizan y aseguran que el ex presidente nunca blanqueó su respaldo electoral a la titular del PRO.

¿María Eugenia Vidal será la candidata de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires?
¿María Eugenia Vidal será la candidata de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires?

Ya se sabe que Macri y Bullrich son los principales exponentes de los “halcones” de Juntos por el Cambio y creen que hay que extremar las posturas opositoras hacia el Gobierno porque detrás de la figura de Alberto Fernández (o delante) está Cristina Kirchner con su ofensiva en todos los frentes para lograr salir indemne de las causas judiciales en las que está involucrada.

Rodríguez Larreta, en cambio, es uno de los referentes de las “palomas” de JxC, al igual que María Eugenia Vidal, convencidos de que hay que superar la grieta para salir de la crisis y acercarse al electorado moderado, buscando una estrategia de diálogo aun con los fundamentalistas del oficialismo, lo cual no implica debilidad sino salir de la etapa de crispación permanente.

El plan de Bullrich de liderar la lista porteña de candidatos se convirtió en un desafío (y un riesgo) para el jefe de Gobierno: si gana las elecciones por amplio margen, nadie podría discutirle su derecho a afianzarse como líder de la oposición en la Ciudad. Pero aquí es donde Rodríguez Larreta entiende que para el armado de su proyecto presidencial no puede resignar el control de un distrito clave tanto por la cantidad de habitantes como por el número de votos que obtienen las opciones no peronistas.

La presidenta del PRO plantea encabezar la nómina y ubicar a su gente en lugares expectantes como candidatos a diputado nacional y a legislador porteño, pero también busca que la impronta del espacio sea claramente de rechazo al kirchnerismo y no tan antigrieta como preferirían en la administración porteña, que sueñan con sumar al electorado moderado.

Marcha 8N Córdoba
Patricia Bullrich, en una movilización opositora en Córdoba

El jefe de Gobierno se resiste porque cree que el sesgo tan extremo del discurso de Bullrich le dará un techo electoral del 40% y le impedirá crecer a la lista de Juntos por el Cambio, mientras debe responder a los compromisos asumidos por sus alianzas en la Ciudad con Martín Lousteau, de la UCR; Roy Cortina, del socialismo, y Graciela Ocaña, de Confianza Pública. Pero, además, apuesta a abrirles las puertas a sectores peronistas y sociales que están desencantados del Frente de Todos.

Rodríguez Larreta está concentrado en la gestión, a la que le dedica el 80% de su tiempo, y más aún desde que el estado de alerta roja que implica la irrupción de la segunda ola de coronavirus. Por eso delegó todas las negociaciones políticas en dos de sus hombres de máxima confianza, Fernando Straface (secretario general y de Relaciones Internacionales de la Ciudad) y Eduardo Machiavelli (secretario de Ambiente porteño y jefe de campaña del jefe de Gobierno en las dos últimas elecciones).

Desde el gobierno porteño ya se contactaron con el equipo de Bullrich para mantener una primera reunión con el fin de empezar a definir el rompecabezas de las listas del distrito. Será esta semana, según lo acordaron. Lo que no está claro es qué plantearán los emisarios de Rodríguez Larreta: ¿una lista consensuada o la pelea final en las PASO? Quienes conocen al alcalde de la Ciudad aseguran que en el contacto con el “patricismo” podría anunciarse la decisión de competir en las primarias.

Patricia Bullrich y Mauricio Macri, dos referentes de los duros de Juntos por el Cambio
Patricia Bullrich y Mauricio Macri, dos referentes de los duros de Juntos por el Cambio

En caso de confirmarse, sería una decisión de alto impacto en la interna de Juntos por el Cambio y desemboca directamente en una pregunta muy obvia: ¿en quién está pensando Rodríguez Larreta para encabezar la lista en la Ciudad de Buenos Aires? Ya está totalmente descartada la candidatura del ministro de Salud, Fernán Quirós, de muy buena imagen en los sondeos, aunque imposible de mover un centímetro de su decisivo puesto en medio del recrudecimiento de la emergencia sanitaria.

Aquí es donde aparecen dos cartas fuertes que podría jugar el larretismo para pisar fuerte en el distrito: María Eugenia Vidal o Diego Santilli. La ex gobernadora habla a diario con el jefe de Gobierno, comparten la misma mirada de la realidad, las mismas prevenciones sobre el papel de Macri en la coalición opositora y la misma visión conciliadora de cómo se debe hacer política.

Sin embargo, Rodríguez Larreta les confesó a sus íntimos la semana pasada que ella sigue sin revelar qué quiere hacer. Sus opciones son mantenerse ajena a la disputa electoral de este año para volcarse a un proyecto presidencial en 2023, regresar al territorio bonaerense con una postulación legislativa o convertirse en primera candidata a diputada por la Ciudad.

Horacio Rodríguez Larreta, Mauricio Macri, Miguel Angel Pichetto y María Eugenia Vidal
Horacio Rodríguez Larreta, Mauricio Macri, Miguel Angel Pichetto y María Eugenia Vidal

Vidal lanzará este lunes su libro Mi camino (ya está en venta en Mercado Libre a $1.399, 291 pesos menos que el de Macri) y así comenzará a romper el largo silencio iniciado tras la derrota electoral de 2019. En las páginas que escribió hay mucha autocrítica y también algunas críticas a la gestión de Cambiemos. ¿Será la plataforma ideal para su candidatura porteña? Entre algunos opositores causó estupor cuando leyeron que la ex gobernadora chatea con Máximo Kirchner y ella no lo desmintió.

Resistido en su eventual desembarco político en la Provincia de Buenos Aires, Santilli sería el plan B de Rodríguez Larreta para encabezar la lista porteña porque le costaría desprenderse de él: su vicejefe de Gobierno es una figura estratégica para la gestión y un eficaz emisario para cualquier negociación que se requiera. Por ejemplo, fue quien discutió con el albertista Julio Vitobello, secretario general de la Presidencia, las nuevas restricciones por el coronavirus e incluso le tocó llamar a Bullrich para asegurarle que los anuncios oficiales no implicaban ninguna vulneración de derechos, como ella había afirmado.

Un referente de Juntos por el Cambio asegura que Santilli es uno de los pocos dirigentes que le aconsejaron a Rodríguez Larreta que accediera a que Bullrich lidere la lista porteña para no incentivar más conflictos en la oposición y, sobre todo, para evitar un eventual escenario de derrota en las PASO ante una figura que muestra un creciente ascenso en las encuestas. Quizá son los mismos sondeos que despiertan mucho entusiasmo en el entorno íntimo de Bullrich: afirman que el último trabajo de una importante consultora registra que la ex ministra de Seguridad duplica las cifras que obtiene Vidal en la Ciudad.

SEGUIR LEYENDO:

Otro gesto de Joe Biden hacia Alberto Fernández: enviará a Buenos Aires a su principal asesor para América Latina

Antonio Aracre: “¿Para qué endurecerse con el FMI si lo que se necesita es la mayor cantidad de fondos frescos para hacer crecer la economía?”