Aseguran que inquilinos sanjuaninos pagan sus deudas con electrodomésticos

680

El 31 de marzo culminó el decreto nacional que congelaba el precio de los alquileres y prohibía los desalojos por falta de pago. En estos primeros días hubo preocupación entre los inquilinos sanjuaninos porque aseguran que no pueden hacer frente a las deudas que se generaron el año pasado (aumentos congelados o cuotas atrasadas). Afirman que esos saldos están siendo cubiertos con la entrega de electrodomésticos, es decir, cuando les llega el momento de desocupar el inmueble dejan parte del mobiliario en concepto de pago.

Esta situación fue comentada por Víctor Bazán, titular de la Asociación de Inquilinos. El profesional dijo que se debe a que los arrendatarios particulares no les facilitaron el pago de lo adeudado en 12 cuotas, tal como lo establece la normativa nacional. Además, sostuvo que se les encareció cumplir con las obligaciones porque les agregan intereses punitorios.

Bazán explicó que todos los días reciben varias consultas de personas que están por ser desalojadas. Precisó que en la Justicia local hay cerca de 25 solicitudes que se produjeron en los últimos diez días aproximadamente. Confesó que los propietarios ejercen presión para que el inquilino abandone el inmueble.

El referente mencionó que algunos dueños acuden hasta el domicilio arrendado y dan de baja a los servicios. Explicó que hace algunas semanas asistió a una sanjuanina que en plena noche quedó en oscuras debido a que la propietaria le cortó el suministro de energía eléctrica.

Más allá de estos casos particulares, el hombre dijo que la problemática se repite con distintas personas. Algunos corrieron con un poco más de ventaja y lograron que les extendieran el contrato de arrendamiento, pero Bazán objetó en que no son renovaciones, sino prórrogas. Alegó que esto “es complicado” porque muchos propietarios se escudan en esa condición para no registrar los inmuebles en la AFIP, requisito que también fue propuesta por el Gobierno nacional a principio de año para brindar mayor seguridad jurídica.

Los alquileres sufrieron un aumento y actualmente, de acuerdo a un relevamiento del organismo, arrendar una casa con tres habitaciones en el ejido capitalino ronda aproximadamente los $20.000 a $25.000. Contó que este valor ya sufrió una variación que va del 70% al 80% de aumento y se empezó a aplicar desde el 1 de abril.

Bazán aseguró que la premisa que tenía antes de que caducara el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que los protegía se cumplió, es decir, para la asociación actualmente la demanda supera a la oferta en cuando a los arrendamientos. En términos llanos mencionó que las casas están saliendo del mercado inmobiliario por el temor de los propietarios a cerrar el mes con pérdidas, aunque reconoció que algunas quedan para alquilar, pero son pequeñas y no están distribuidas en todos los departamentos del Gran San Juan.

Fuente: Diario Huarpe