El capitán sanjuanino en primera persona

108

Muchos años pasaron para que uno de estas tierras lleva la cinta en San Martín. En una charla imperdible contó su vida afuera de la cancha.

Su vida transcurre en torno a una pelota, así es la vida del futbolista en cualquier parte del mundo. En este caso es muy especial para nosotros porque es el capitán del equipo que nos representa en las esferas más importantes del país. Nicolás Pelaitay es el capitán sanjuanino del verdinegro y habló d su vida fuera de la cancha.

El volante nacido en 9 de Julio nos contó que “jugué en Sportivo 9 de Julio en la escuelita y en inferiores, después pasé a Alianza un año, de ahí a las inferiores de AFA en San Martín”. Marcar sus etapas de vida fuera de la cancha no es atractivo, en esa época hizo su escuela primaria en la villa cabecera del departamento donde aún viven sus padres, Nicolás nos cuenta que “fui a la escuela Agrotécnica de 9 de Julio hasta primer año del polimodal, después tuve que elegir entre el fútbol y el estudio, mis viejos no querían saber nada, pero mi tío Alejandro influyó para que ellos me dejen seguir con mi carrera”. Recordó el sanjuanino que debutó en primera el 12 de mayo de 2013, ese día San Martín le ganó 2 a 0 a Argentinos Junior en el Pueblo Viejo.

Es un tipo sencillo que no pierde sus raíces, eso está bueno saberlo de alguien que lleva una responsabilidad enorme al llevar la capitanía de un plantel de más de 30 jugadores. Nicolás, después de muchas temporadas, es el sanjuanino  lleva la cinta de capitán a partir de que Ferrari se hizo cargo del buzo de DT. El último fue Mario Pacheco hace muchos años. En la charla con Mario León recordó que  “los fines de semana se escuchaba mucho folclore, eso es lo que me gusta a mí también y los fines de semana pongo siempre mucho esa música. También iba a las domadas y me gusta ir mucha a esos festivales. Con mis viejos íbamos a esas fiestas y me vestían de gaucho y todo  cuando era más chico”. Pero también aclaró que “me gusta mucho la cumbia y le cuarteto, escucho mucha música y me gusta de todo un poco” Además, Nicolás dijo que “tengo muchos amigos en mi barrio al famoso Balita que nos criamos juntos”.

Familiero y de juntarse con amigos a comer o disfrutar momentos ne casa, afirmó que “no me gusta ir alos boliches, cuando era más chico mis amigos llegaban de bailar y yo esperaba el colectivo para ir a entrenar. Esas cosas me perdí pero ahora veo los frutos. Si me gusta juntarme con mis amigos en mi casa o algún lugar y disfrutar de esos momentos” contó el nuevejulino. Eso si, dejó claro que «a mi esposa le encanta ir a bailar y vamos pero no es algo que me vuelva loco estar siempre en los boliches».

En un momento de la entrevista aparece una vocecita, como si gritara dela tribuna, su hincha más importante., Thiago, que le dejó un audio: “papi estoy escuchando y te voy a mandar unos audios, te mando un beso enorme”,  su hijo que también se prendió. Así que Nicolás, el papá,  tuvo que llevarle algo rico como hace siempre. También se prendieron en los saludos Diego, su hermano junto a su sobrino Dylan y también su mamá, Gloria.

El día arranca muy temprano para Nico, antes de las siete llega la club para trabajar en le gimnasio. En ese momento, cuenta que “prendo el parlante y pongo música. Somos 28 jugadores y escuchamos cumbia cuarteto, cumbia santafesina, reggaetón. Siempre hay música en ese momento. Igual que en los viajes hay varios parlantitos que acompaña para escuchar de todo”.

Un ejemplo de humildad de sacrificio que representa a muchos futbolistas que sueñan con estar en une quipo profesional. Nicolás lo logró con la simple formula de no bajar los varazos, el lo define muy sencillo: “hay que trabajar, es difícil llegar y más difícil es mantenerse en primera. Acá hay que disfrutar los momentos buenos; cuando no te tocan las cosas buenas hay que agachar la cabeza y trabajar”.