Axel Kicillof inició su avanzada legislativa: los tres proyectos que quiere tener aprobados como un guiño a la clase media

55
Aglaplata
Aglaplata

El gobernador bonaerense Axel Kicillof busca un gesto de la oposición para tener antes del mes de mayo los tres proyectos de ley anunciados en la apertura de sesiones: uno que tiene que ver con una simplificación para el monotributo y dos iniciativas más que contempla un plan de pagos para contribuyentes afectados por la pandemia y un tercer proyecto que implica un plan de pagos para agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos. El otro proyecto importante es la creación de una Agencia Provincial de Cannabis, aunque su aprobación en los próximos meses es más compleja.

Los proyectos fueron ingresados este jueves en la Cámara de Diputados bonaerense que preside el peronista Federico Otermin. En la Cámara baja el gobernador tiene el número suficiente para avanzar con las iniciativas. Este jueves, hubo una exposición encabezada por el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, el titular de la Agencia de Recaudación Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard y el Secretario General de Gobernación, Federico Thea, con integrantes del bloque del Frente de Todos. Un día después, el mandatario presentó los proyectos con un anuncio desde la gobernación bonaernese. Kicillof espera en el mes de mayo tener los proyectos impositivos aprobados con las nuevas disposiciones ya funcionando.

ARBA-countries
El titular de ARBA, Cristian Girard

Convertir en ley dichas iniciativas implica para el mandatario la posibilidad de sacar a relucir el acompañamiento del gobierno bonaerense hacia sectores medios que fueron castigados económicamente por la pandemia de coronavirus y ampliar el espectro de cobrabilidad.

En el caso del proyecto de simplificación del monotributo implica la armonización entre el ingreso bruto que se paga a través de ARBA con la AFIP. El Ejecutivo proyecta que habrá una mayor cobrabilidad ya que está proyectado para pequeños contribuyentes. Entonces -según el texto- “contribuye a la inclusión de sectores de la sociedad que, por motivos ajenos a la mera voluntad de cumplir, quedan excluidos del sistema, operando por fuera de la economía formal”.

Además, a los monotributistas no se les hará retenciones, sino que pagarán una cuota fija mensual. No deberán presentar declaraciones juradas de Ingresos Brutos en Arba de manera mensual.

En tanto que el proyecto que implica un plan de pagos para contribuyentes afectados por la pandemia, está apuntado a los impuestos Inmobiliarios, Automotores y Embarcaciones Deportivas. Habrá beneficios segmentados según la características de cada contribuyente para regularizar las deudas vencidas en 2020. Se espera una recaudación extra de $4 mil millones.

“Abarca a 3 millones de contribuyentes particulares y a más de 5 mil empresas, y un régimen simplificado de ingresos brutos para un millón de monotributistas que elimina la obligación de presentar una declaración jurada mensual y los excluye del régimen de retenciones”, explicó el mandatario bonaerense sobres los proyectos y detalló que también se permite “a los municipios que decidan adherir, la posibilidad de incluir el pago de la tasa de seguridad e higiene en la misma boleta, para simplificar la burocracia y facilitar el proceso”.

La negociación pasa ahora al plano político donde se discutirán las iniciativas. La oposición ve con buenos ojos el proyecto de simplificación del monotributo en armonización con los trámites de la AFIP. De hecho ya había presentado proyectos de similares características.

Sin embargo, el proyecto que establece “un régimen para la regularización de deudas de los agentes de recaudación y sus responsables solidarios provenientes de retenciones” que no fueron ingresadas en 2020 o lo hicieron fuera de término al pago del ingreso bruto de ARBA, enciende una señal de alerta en los bloques de Juntos por el Cambio.

“Vamos a ser muy cuidadosos con este tema”, adelantó el senador de Juntos por el Cambio Agustín Maspoli ante la consulta de Infobae. El legislador, que es el vicepresidente de la comisión de Presupuesto e Impuesto en el Senado, puso la mira sobre el plan de quita de intereses a los agentes de recaudación que durante 2020. Sostienen que la manera de ayudar en realidad es bajar la alícuota de ingresos brutos y hacer la segmentación entre pyme y micropyme. Podría ser una de las llaves de la negociación.

El antecedente de negociaciones tributarias con la oposición no ha sido cien por ciento exitoso para Kicillof. Al llegar al gobierno giró una ley fiscal que proponía una tasa extraordinaria a distintas actividades portuarias, principalmente a las cerealeras, había sido uno de los focos del conflicto y la suba de la alícuota a “operadores de televisión por suscripción”, que pasaba del 2% en el gobierno de María Eugenia Vidal a un 3% en la nueva gestión de Kicillof. Sin embargo, este último punto no se modificó.

En aquella negociación fallida a principios del 2020, la Provincia sostenía que con los cambios que la oposición había aplicado al proyecto original el Ejecutivo se perdía de recaudar 10 mil millones de pesos. La traba se había dado en el Senado donde Juntos por el Cambio domina 26 de las 46 bancas. Por eso Kicillof adoptó como costumbre girar primero los proyectos a la Cámara de Diputados, donde la correlación de fuerzas es favorable para el Frente de Todos.

En el período extraordinario 2020 también giró el proyecto para la creación de la Agencia Provincial de Cannabis. Es una apuesta fuerte del mandatario bonaerense que busca por un lado intervenir y facilitar el acceso al cannabis medicinal a través de la regulación del Estado y por el otro empezar a jugar en la industria del sector como un actor pleno.

Daniel Gollan
El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan
Foto NA

El proyecto adhiere a la Ley nacional 27.350 y crea un marco regulatorio para la investigación científica y el uso medicinal del cannabis Sativa y sus derivados. Asimismo le da forma al Registro Provincial Cannabis para la inscripción voluntaria de las personas que requieran asistencia del Estado para la obtención de los productos indicados por prescripción médica y crea la Agencia Provincial del Cannabis (APC) como entidad autárquica que mantendrá sus relaciones con el Poder Ejecutivo Provincial a través del Ministerio de Gobierno.

La APC será autoridad de aplicación, regulará, gestionará y controlará las autorizaciones, convenios y habilitaciones con entidades y organizaciones que estén interesadas en desarrollar, promocionar, cultivar, investigar, producir, comercializar, industrializar, importar y exportar la planta y derivados. Allí la oposición busca hacer pie.

En principio el bloque de Juntos por el Cambio no ve con desagrado la iniciativa. De hecho tiene un presentado un proyecto parecido. Sin embargo pedirá la creación de un directorio colegiado para la conducción de la Agencia con presencia de la oposición y no que las decisiones corran por un director ejecutivo como plantea el proyecto de ley.

Reniegan que la conducción corra por una sola persona designada en este caso por el ministerio de Gobierno que comanda Teresa García. El proyecto ya fue presentado el mes pasado en la Cámara baja con la exposición de García y el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan.

Una de las novedades en el proyecto es que el autocultivo será autorizado siempre que cumpla con las disposiciones que la Agencia defina para la actividad. Podrán cultivar y producir particulares o municipios interesados. La producción, y control de Cannabis y sus derivados serán de laboratorios públicos y privados y universidades y/o establecimientos productivos e industriales inscriptos y autorizados por el Registro Provincial.