Un año más sin el Monstruo Sebastian

1533

Daniel Humberto Reyna más conocido como Sebastián (el monstruo cordobés) nació en la ciudad de Córdoba el 14 de agosto de 1953. Comenzó desde la pobreza total a trabajar muy joven y en 1974 participó una temporada con el súper «Grupo Chébere», uno de los más famosos de Córdoba. Luego quiso probar suerte en Buenos Aires y tuvo una temporada trabajando con «Los Náufragos» desde el 75 al 77.

Pero su carrera como solista comenzaría en 1981, ahí es cuando empieza a grabar sus propios disco como cantante solista y compositor de sus propias canciones, no demoró mucho tiempo en pegar el primer éxito (Te dicen el Bandido) con el tema bajo «el brazo partío» a difundir su música por todo el país. Incluso en Buenos Aires donde se presentaría como uno de los precursores en difundir este estilo en él recordado programa de Gerardo Sofovich «La noche del domingo» por lo que fuera bastante criticado por los fundamentalistas del estilo y de la mona Jimenez, quienes pretendian mantener localista esta música «su folklore cuartetero».

Esto no detuvo a Sebastián, quién comenzó a grabar éxito tras éxito y continuó publicando sus discos y nos dejaría una cantidad de éxitos cómo: «Me dicen el rompe corazones», «Morena, el fuego en tus venas», «Baila Marimba», «Este es el Bongo Bongo», «Falsa como besito de suegra», «Oba – oba», «Las mentiras de la reina», «Ritmo picadito», «Besito Besito», «La radio Chiqui bumba», «Porque paro, paro porque», «Movidito Movidito», «En un cuarto de hotel», «Cómo, Dónde y cuándo», «Pollera Blanca Camisa Colorada», «Ilarie», «Se cae de maduro», «Contigo en la playa», «No paró de cantar», «Locutor y picaflor» y tantos otros.

Pero lamentablemente aún joven y con ganas, muchas ganas de seguir cantando y presentándose con su porte inigualable, buena vestimenta y mejor voz, prolija y afinada, lo sorprendió una enfermedad terminal -cáncer de colon- con el cuál peleó varios años, hasta que en el 2017 cayó internado y pasó sus últimos tiempos acompañado de su última mujer y sus hijos Germain (cantante/músico) y su hija Yamila Reyna -quien reside hace varios años en el país trasandino de Chile presentándose como conductora y actriz con gran éxito- ella viajó para estar junto a su padre a quién nombró como (el amor de su vida) luego de una breve mejoría fue dado de alta para descansar y quizás despedirse en su casa, pero tras pocos días debió ser nuevamente internado por una recaída, una descompensación general que terminaría con su sufrimiento un 23 de marzo de 2017 a los 63 años de edad en la ciudad de Córdoba donde estaba internado. El velatorio público estuvo repleto de gente «quienes para esa altura ya comprendían que era bueno difundir la música cuartetera por todo el País» esa gente le dio su último adiós y lo acompañó por multitudes junto a su familia en el (club Las Palmas) -donde el cantor y compositor se habría presentado tantas veces-.

A nosotros nos dejó un gran recuerdo y una infinita cantidad de alegrías, sonrisas y canciones, mucho material para bailar y hacer bailar a la gente y para llenar infinidad de horas de radio.

Mil gracias maestro, mil gracias Sebastián, y que descanses en paz .