Sergio Berni: “Desde el 10 de diciembre hay presiones para que me echen, pero el que decide es el Gobernador”

57
(Infobae)

Cuánto tiempo más pueden permanecer Sergio Berni y Sabina Frederic siendo funcionarios de la misma coalición de Gobierno es por estas horas uno de los interrogantes que predominan en Casa Rosada. Una vieja interna que surgió ahora como daño colateral del operativo para dar con el paradero de M., la menor que fue raptada por un cartonero y apareció en Luján. El ministro de Seguridad bonaerense reveló que desde el día 1 hay dirigentes del Frente de Todos que presionan para que renuncie a su cargo.

Enojado y sin filtro, Sergio Berni volvió a hablar públicamente tras la aparición de la nena de 7 años y luego de que trascendiera el enfrentamiento que mantuvo con Eduardo Villalba, el segundo en el mando del Ministerio de Seguridad de la Nación, a raíz del operativo desplegado para encontrar a la menor. El ministro de Axel Kicillof redobló sus críticas y señaló que “Sabina Frederic se enteró por la televisión que apareció una nena después de dos días que la está buscando un país”.

Berni no se desdijo y reafirmó que efectivamente acusó de inútiles e inoperantes a los funcionarios del Ministerio de Seguridad: “Claro que dije eso, hablé de Frederic y de su segundo, esto no es un club de amigos”. En diálogo con Intratables (América) explicó que “nos dejaron solos” en las tareas de búsqueda de la menor y supuso que en Nación temían que la nena apareciera sin vida: “En seguridad hay dos casos testigo que todo el mundo le tiene miedo, Candela y Pomar”.

Berni sabe que este nuevo cruce con Frederic reavivó las presiones para que de un paso al costado. Pero en esta ocasión él mismo lo admitió públicamente: “Me operan todos los días, desde el 10 de diciembre hay presiones para que me echen, no vivo en un termo sé que les molesto mucho, no soy tonto”.

Consultado sobre si en este contexto evalúa dejar su cargo, fue contudente: “El que decide es el Gobernador”.

Consultado sobre la pelea con Villalba, respondió: “No fue una discusión fue un monólogo”. Y cuestionó los detalles que trascendieron: “No soy violento, si todo lo que dicen fuese cierto estaría preso, le dije lo que le tenía que decir”. “Decir la verdad no es ningún delito, le dije inoperante”, enfatizó. En ese sentido negó haberlo tomado del cuello, pero cuando se le preguntó si hubo empujones, con sorna respondió: “¿Qué es un empujón? Uno camina para adelante, si el otro retrocede…”.

“Lo invité a que se fue, lo eché porque me parecía que lo que estaba haciendo era una falta de respeto”, sentenció.

Berni - Santilli - Maia
Sergio Berni y Diego Santilli luego de la aparición de M. (Thomas Khazki)

Hace ya prácticamente un año que las diferencias entre Berni y Frederic son públicas. Este caso fue un nuevo motivo de tensión que hace insostenible el diálogo. Pero Berni justificó que todas las discusiones que mantiene son “porque al Presidente no le dicen la verdad, le dicen una cosa y después hacen otra” y acusó: “El Ministerio de Seguridad de la Nación en la Provincia de Buenos Aires no existe, es una mentira”.

El funcionario bonaerense explicó que “no solo no funciona” la gestión de Nación, sino que “es un impedimento para el normal desarrollo”. “Lo lamento pero es la verdad, nadie sabe dónde están las fuerzas federales, cuántos son, qué hacen…”, explayó.

Berni planteó que está “en desacuerdo con muchas cosas del Gobierno”, pero entiende que “esto es una coalición” y “cuando tenemos que pelear codo a codo, peleamos”. Pero remarcó: “La diferencia es que muchos funcionarios que critican, cuando nosotros dejábamos la vida mientras nos perseguía Macri, estaban abajo de la cama, otro recibían de Macri para callarse y otros nos tiraban piedras y nos acusaban de ladrones”. De esta forma expuso las marcadas diferencias internas en el Frente de Todos pero optó pero no personalizar: “Al pan, pan y al vino, vino, al que le entre el sombrero que se lo ponga, no soy obsecuente”.

“No estoy enojado, soy vehemente”, apuntó a bajar los ánimos, pero señaló que “a una ministra que se entera por televisión que apareció una nena después de dos días que la está buscando un país, algo le pasó”.

Sergio Berni sobre la pelea con Villalba (Infobae)

El funcionario bonaerense se amparó en los máximos referentes del Kirchnerismo para justificar su postura: “Hago lo que aprendí de Néstor y Cristina”. “Néstor me enseñó a ser transgresor, por ser club de amigos así le fue a Macri y al país; la marginalidad, la exclusión y la falta de oportunidades me subleva”, agregó.

SEGUIR LEYENDO:

Sabina Frederic se reunió con Santiago Cafiero en medio del malestar del Gobierno con Sergio Berni por el ataque al secretario de Seguridad