Teresa García: “Desde el primer día quieren encontrar una grieta entre Cristina y Alberto, y entre los intendentes y Kicillof”

73
Télam
Télam

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García, es una de las espadas políticas que tiene el gobernador Axel Kicillof. Entre sus múltiples funciones tiene la de llevar el diálogo diario con los 135 intendentes bonaerenses. En una charla con Infobae acusa a un sector duro del macrismo de “poner palos en la rueda” a la administración de la pandemia.

También defiende la postulación de Máximo Kirchner al frente del PJ bonaerense y vaticina una buena elección en base a las decisiones tomadas por el gobierno para combatir el coronavirus. Habla puntualmente de la vacunación y expone la mala organización que tuvo el Gobierno de la Ciudad con la posta de vacunación en el Luna Park.

-¿Los intendentes tienen intervención en el plan de vacunación? En la oposición han manifestado que no

-Sí que tienen. Todas las semanas se reúnen con el gobernador. Los primero lugares dispuestos para la vacunación fueron los hospitales provinciales o efectores de salud provincial porque la vacuna la administra la Provincia. Luego hubo escuelas hasta el primero de marzo que tuvimos que migrarlas producto del comienzo de clases, y los lugares de migración de las escuelas fueron todos consultados con los intendentes, con todos los intendentes. A todos los intendentes que no habían planteado alternativas los llamé uno por uno para decir que enviaran propuestas. Cada decisión que se tomó respecto de los vacunatorios, de la cantidad de vacunas que llegarían, de cómo se iban a aplicar, de quiénes eran los efectores de salud fue conversada semanalmente con los intendentes. Por supuesto que algunos, hacen política y salen a hacer denuncias, han salido a confrontar. Algunos dicen que no les llegan vacunas, cosa que no es verdad, esto está todo registrado.

-¿Cuánto preocupa en la administración bonaerense la llegada de turistas de Brasil?

Estamos en un año de pandemia, y frente a una ola muy preocupante viniendo de Brasil. El escenario muestra un crecimiento de casos muy grande con foco en Brasil, donde la situación aún para los sanitaristas brasileros esta desmadrada.

-¿Acompañan las restricciones tomadas o deben ser más estrictas aún?

-Vemos venir una segunda ola, ya lo dijo (el viceministro de Salud bonaerense) Nicolás Kreplak hace un tiempo. Estamos acelerando la vacunación para que justamente no se empate con el inicio de la estacionalidad invernal, pero bueno, esto depende la llegada de vacunas que haya. Hay que evaluar, si en algún momento la situación se pone más crítica, la restricción de ingreso y salida del país. Sobre todo a los países donde tienen ésas cepas que funcionan de manera tan virulenta.

-¿Cómo vieron desde la Provincia lo que sucedió en el vacunatorio que montó el gobierno de la Ciudad en el Luna Park?

– Hubo un retraso en esto. Para nosotros fue un logro haber abierto la página y la aplicación, que la gente pudiera inscribirse por más que hubiera que esperar un mes a que le llegara el turno, da una certeza. En la Ciudad no había página, no había sistema, esto genera mucha angustia y cuando se levanta la barrera y se dice se vacuna desde mañana por supuesto que la afluencia de público tiene que estar muy controlada y muy ordenada porque lo que es más probable es que ocurra lo que ocurrió: un desborde fenomenal. Me asombra, porque nosotros tenemos en la provincia de Buenos Aires 4 millones de inscriptos. No es impracticable un sistema que funcione, sobre todo cuidando a la gente que va a esperar, que son los mayores de 80 o 90 años con las imágenes que hemos visto que son desgarradoras.

Axel Kicillof con Teresa Garcia y desarrolladores inmobiliarios
@Kicillofok

-¿Qué expectativa tiene para la elección legislativa?

– Una cosa es una elección de medio término, legislativa, y otra cosa es una elección ejecutiva. La gente a veces en la legislativa se da permisos que en una ejecutiva no se los da. La gente cuando elige un ejecutivo elige quién le va a comandar el destino. La verdad que estamos tranquilos. Se ha mantenido la fuerza política del Frente de Todos toda junta. No hemos tenido ninguna partición, ningún alejamiento, todo lo contrario. Obviamente es un frente electoral con distintas fuerzas políticas, tenemos a veces miradas distintas sobre las cosas, pero creo yo que la pandemia le ha dado mucha potencia a un año tan difícil que ha significado a alguien que era el número puesto en una elección, como era Donald Trump en Estados Unidos, cambiara el escenario. El escenario electoral de Estados Unidos lo cambió la pandemia y lo cambió el mal manejo de la situación de salud de su país.

-Usted destaca la administración de la pandemia, ¿cree que influirá en el voto?

-Más allá del malestar puntual, sectorial, de algún sector productivo, de algún sector de servicios por los cierres y las restricciones, nadie puede dudar de la efectividad que han tenido las decisiones que tomaron el gobierno nacional y el gobierno provincial. Es cierto que tenemos muchas familias que han perdido sus seres queridos producto de la enfermedad. Pero no ha habido ni un solo fallecido producto de la ausencia del Estado. Nadie puede decir, como hemos visto en los países del primer mundo, que un médico tuvo que elegir a quién le ponía un respirador o a quién le daba una cama en terapia intensiva. La decisión del presidente de la nación y del gobernador ha sido fortalecer el sistema sanitario, cuidar la salud de la población, poner las restricciones que se creyeron necesarias y cuando hubo alguna posibilidad de flexibilizar se hizo como en la provincia de Buenos Aires para producir una temporada de verano lo mejor posible.

– Es vital dar vuelta la ecuación en el Senado provincial donde Kicillof no tiene mayoría

-No es vital, porque nosotros empezamos la gestión con minoría y una oposición que empezó bloqueándonos la fiscal impositiva por tres meses y sin embargo el gobierno arrancó. Pudimos gobernar a pesar de esa oposición inicial. Vamos a seguir gobernando, pero es importante recuperar la mayoría en el Senado porque el gobernador tiene muchas iniciativas de gestión que merecen acompañamiento legislativo. Muchas veces la oposición como funciona duramente resulta afectando muchas de las iniciativas que hay que transformar en esta provincia. Apostamos a recuperar el número en el senado con la Primera, Cuarta, Quinta y Séptima sección electoral. Cuando comience el calendario electoral tendremos una mirada más finita de dónde ajustar.

-¿En las iniciativas de gestión que tienen en mente se incluye la salida del Procurador bonaerense Julio Conte Grand?

-Eso lo va a resolver el gobernador en el caso de modificarse el número. Personalmente creo que hay cuestiones de la formalidad institucional. Remover un Procurador requiere un número suficiente en el Senado y hay cuestiones de la ética: este procurador es un hombre del partido macrista ligado a María Eugenia Vidal. Desde hace dos años me asombra que no haya un corrimiento propuesto por él mismo, diciendo “yo soy parte del gobierno anterior” y dar un paso al costado. No aparece esa decisión, así que esperaremos. Si tenemos números, y la decisión del gobernador y de los legisladores va por el mismo sentido, aplicaremos el número de la Cámara. Y si no tenemos números, en lo personal yo seguiré reclamando que Conte Grand debe dar un paso al costado

Máximo Kirchner días atrás en reunión con intendentes y con el presidente del PJ Fernando Gray
Máximo Kirchner días atrás en reunión con intendentes y con el presidente del PJ Fernando Gray

-¿Está de acuerdo con la postulación de Máximo Kirchner a la presidencia del Partido Justicialista bonaerense?

-Sí. Es necesario tener una mirada fresca en este año lindante con pandemia. Producir otra frescura en las decisiones políticas partidarias. Los partidos tienen que ser reflejos de lo que pasa en la sociedad. Los cambios que se han producido tienen que tener un reflejo en la palabra partidaria. Cuando una ve cómo se reflejan determinadas secretarías siente que son anacrónicas. La casi totalidad de los intendentes bonaerenses eligieron que el presidente del bloque en la Cámara de Diputados bonaerense sea el presidente del PJ bonaerense. Hubo muchas conversaciones, se generó consenso. Hay un compañero (el intendente de Esteban Echevarría, Fernando Gray) que no está de acuerdo. Veremos qué resuelve el Consejo partidario respecto de si hay convocatorias o no.

-¿Hay un avance del kirchnerismo en la estructura del gobierno nacional?

– No creo que haya un corrimiento de alguien en detrimento de alguien. En realidad esto es un frente. Hay una fórmula presidencial que encabezan Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Hay funcionarios que a lo mejor no dieron con la expectativa. El presidente tomó determinaciones que, estimo yo, están conversadas con la vicepresidenta y cuando uno plantea alternativas y recambios todo el mundo plantea opciones. Pero la definición final era del presidente y esto lo ha dicho Cristina. Cuando algo no supera las expectativas es lógico que todo el mundo plantee alternativas. Cierto sector de la oposición y algunos medios que desde el primer día quieren encontrar una grieta entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández y entre los intendentes y Axel Kicillof. No me parece que sea la situación del gobierno nacional. Obviamente un sector político va tratar de impulsar a los allegados, a quién cree que es más competente, otro sector político hará lo propio: eso es un frente.

SEGUIR LEYENDO

Axel Kicillof: “Conseguir vacunas es una odisea”

El sector que impulsa a Máximo Kirchner para presidir el PJ bonaerense avanza en el armado de la lista