La oposición criticó la decisión del Gobierno de derogar decretos electorales: “Restringen derechos”

51
Adrián Pérez, ex secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior
Adrián Pérez, ex secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior (Cena anual CIPPEC 2019/)

Cuando aún no está claro cuál será el cronograma electoral -las PASO deben celebrarse el 8 de agosto pero el Gobierno no definió si impulsará su suspensión-, el Ministerio del Interior, a cargo de Eduardo “Wado” De Pedro, anunció que en las próximas horas el Ejecutivo publicará en el Boletín Oficial la derogación de tres decretos en materia electoral impulsados por Mauricio Macri a principios de 2019.

Se trata de las reglamentaciones 45, 54 y 55 que habilitaban a votar por correo a los argentinos residentes en el exterior y de forma anticipada a las personas privadas de su libertad y al personal de seguridad abocado al día de la elección: “La Constitución Nacional es clara: un decreto no puede modificar una ley y menos en materia electoral. Cualquier propuesta vinculada a los cambios de fecha o metodologías de votación debe pasar por el Congreso de la Nación y ser respaldada por una mayoría especial de votos”, señaló la secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior para argumentar la decisión.

Sin embargo, en diálogo con Infobae, Adrián Pérez, ex Secretario de Asuntos Políticos durante el gobierno de Cambiemos, explicó que en el caso del voto de los argentinos en el exterior lo que se hizo fue modificar un decreto sobre otro ya que ese permiso está regulado por DNU. Además, sostuvo que las tres medidas fueron adoptadas con la intención de facilitar el acceso al sufragio a un sector de la población que lo reclamaba.

“En el mundo hay cada vez menos embajadas y consulados y si te queda a 300 kilómetros el día de la elección no podes ir. Entonces tenes el derecho al voto pero no lo podes hacer efectivo”, expresó el ex funcionario. Y sentenció: “Esta decisión restringe derechos, no es razonable”.

Wado de pedro
Eduardo "Wado" De Pedro, ministro del Interior

Además, se apoyó en los números para argumentar que fue una medida eficaz: según sus registros, en 2013 votaron 3900 argentinos radicados en otros países, en 2017 el número llegó a 14.000 y en 2019 49 mil. El padrón es de 360 mil personas.

Con respecto al voto del personal de seguridad, Pérez dijo que fue un reclamo de las fuerzas porque tres días antes de la elección ya empezaban a ubicarlos en distintos puntos del país. Sin embargo, aclaró que esto no se implementó porque la idea era aplicarlo recién en 2021. Lo mismo con el sufragio anticipado de los presos.

“Nos pidieron mejorar el sistema porque querían votar y después trabajar. Para muchos era una complicación. Con las personas privadas de su libertad pasó lo mismo. Nos dijeron que no era conveniente hacerlo el domingo de la elección. La idea siempre fue ampliar derechos de gente que tenía dificultades”, resumió.

En el Gobierno se encargaron de enfatizar que estas decisiones del macrismo fueron duramente criticadas por la oposición de entonces y hasta fueron judicializadas: “Ambos decretos fueron suspendidos en mayo de 2019 por Macri, a raíz de la impugnación de diferentes fuerzas políticas que cuestionaron la utilización de un decreto para cambiar los procedimientos electorales. En el caso del decreto 45/2019, que habilitó la votación vía postal y anticipada para ciudadanos argentinos residentes en el exterior fue declarado inconstitucional por la jueza María Servini en el mes de mayo de 2019″.

Además, aclararon que la derogación se produce de manera independiente a la decisión de la Justicia y que las normas dejarán de tener efecto luego de que se publiquen dos decretos simples, por separado, en los próximos días.

Antes de que estuvieran vigentes las normas impulsadas por Mauricio Macri, los procesados con prisión preventiva podían votar con boleta única el día de las elecciones, mientras que los agentes de seguridad estaban habilitados para emitir su voto en el centro que les tocara custodiar. El decreto de 2019 los habilitó para sufragar entre 7 y 12 días antes de la fecha de las elecciones.

Con respecto a los argentinos residentes en el exterior, la reglamentación que se derogará permite que puedan votar en la sede diplomática argentina más cercana o inscribirse en un registro online que habilite a votar por correo. A partir de la nueva disposición, aquellas personas habilitadas para votar que viven en otros países deberán sufragar exclusivamente de manera presencial. En Gobierno señalaron que el voto por correo impide constatar irregularidades y recordaron que las normas exigen la presencialidad como requisito para emitir el voto.

Consultados por esta decisión del Gobierno, en Juntos por el Cambio era unánime la creencia de que es una maniobra para afectar el sufragio de dos sectores que le son adversos electoralmente: los residentes en el extranjero y las fuerzas de seguridad. A pesar de esto, había cierta sorpresa porque ninguno de los dos universos contiene una cantidad de votos suficiente como para inclinar una contienda.