Luego de ser ratificada en el cargo, Marcela Losardo cumple con su agenda en el Ministerio de Justicia

43
mesa de dialogo conflicto mapuche losardo frederic arabela carreras
Marcela Losardo cumple con su agenda como ministra de Justicia (Foto de archivo) (fotografia@rionegro.gov.ar/)

Luego de un fin de semana plagado de rumores sobre su futuro y tras ser ratificada en el cargo por el presidente Alberto Fernández, Marcela Losardo retomó su agenda como ministra de Justicia. Esta mañana le tomó juramento en la sede de su cartera a Sonia Álvarez quien será la nueva subdirectora del Servicio Penitenciario Federal (SPF). Álvarez es chaqueña y lleva 25 años dentro del Servicio Penitenciario. Fue directora del penal federal de Ezeiza y reemplazará como número dos del SPF a Sabino Guaymas.

En el Ministerio ubicado en la calle Sarmiento al 300, pleno microcentro porteño, se realizó el acto de asunción de Álvarez. Estuvieron presentes la interventora del organismo que supervisa el funcionamiento de las cárceles, María Laura Garrigós, el viceministro Juan Martín Mena y la plana mayor del SPF. Luego la ministra Losardo se dirigirá a la Casa Rosada donde participará junto al presidente de la Nación Alberto Fernández y los gobernadores de todo el país una actividad en el marco del Día Internacional de la Mujer. No se descarta que antes Losardo mantenga un encuentro a solas con el jefe de Estado, quien por el momento decidió sostenerla dentro del Gabinete pese a las presiones del kirchnerismo duro por desplazarla.

Desde que el lunes 1° de marzo Fernández pronunció un fuerte discurso en el que remarcó la necesidad de una reforma judicial profunda y apuntó contra el mal desempeño de jueces y fiscales, la ministra, pese a su bajo perfil, quedó en el centro de la escena. Ese mismo día el senador Oscar Parrilli anunció la creación de una Comisión Bicameral en el Congreso a los fines de investigar e interrogar a los jueces. La ministra tuvo que salir públicamente a bajarle el tono a esas declaraciones.

La declaración que efectuó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner el jueves en la causa por el Dólar futuro no hizo más que echar sombras sobre el rol de Losardo. Cristina sostuvo, entre otros conceptos, que la justicia está “podrida”. La vicepresidenta desde aquellas expresiones sobre “los funcionarios que no funcionan”, que volcó en una carta en su cuenta de Facebook al cumplirse un año de la asunción de Alberto Fernández y que profundizó en el estadio Ciudad de La Plata el 18 de diciembre, tenía como objetivo conseguir el alejamiento de la ministra. Aquella vez, desde su entorno, deslizaron que entre los funcionarios que debía desplazar el Presidente también estaban el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

El Presidente sabe que la ministra se siente incómoda y acosada. Aunque por la larga amistad que cultivan desde aquellos tiempos en que compartían un estudio jurídico y también porque evalúa que perderla será un duro golpe político y que podría causar una nueva crisis para el Gobierno, decidió sostenerla contra viento y marea.

Tanto desde el Instituto Patria, que responde ciegamente a los dictados del kirchnerismo más radicalizado, como desde el Senado y desde la propia cartera de Justicia hay operaciones políticas y mediáticas para ir minando el ánimo de Losardo, quien prefiere seguir trabajando sin exponerse demasiado públicamente. Tiene claro que no será ella la que se encargue de presionar sobre los jueces y fiscales que investigan los casos de corrupción de Cristina Fernández de Kirchner. Esa postura es la que condiciona su futuro en el Gabinete Nacional.

El acto del que tomará parte Losardo será a las 11.30, en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada en el que los gobernadores y las gobernadoras y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires suscribirán el acta compromiso “Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género”, en el Día Internacional de la Mujer. El primer mandatario estará acompañado también por otra de las ministras, Elizabeth Gómez Alcorta, de la cartera de Mujeres, Géneros y Diversidad, quien también firmará el acuerdo.