Por descuido de sus padres, dos nenes terminaron de urgencia en el Hospital

377

Los hechos ocurrieron en Rawson y 25 de Mayo se trata de niños que tienen 7 y 2 años. Uno ingirió veneno y el otro quedó con su mano trababa en una maquina de moler carne.

En el barrio Capitán Lazo una mujer de 21 años afirmó a la policía que en su casa colocó veneno para ratas en pequeños trozos de quedo. Ella se asustó cuando vio que su hijo podría haber comido alguno de esos trocitos. Inmediatamente se llamó a ala ambulancia para trasladar de urgencia la menor al Hospital Rawson. En el nosocomio la Dra. Riveros constata que el niño de 2 años presenta intoxicación por ingesta de veneno, por ello quedó internado en observación.

Mientras que en el Barrio Tupeli, 25 de Mayo, un niño de 7 años metió la mano en una maquina de moler carne. Su familia, según manifiestan los padres estaban haciendo salsa casera, cuando en un descuido el chico metió la mano y no pudieron sacársela. En un auto particular lo llevaron de urgencia hasta el Centro de salud Santa Rosa, de ahí lo derivaron al Hospital Rawson ya que lo médicos departamentales no pudieron sacarle la mano. El diagnostico del chico es traumatismo grave d emano derecha.