Alquileres descongelados: inquilinos de San Juan temen una “ola de desalojos”

358

La noticia cayó como un balde agua fría. Las autoridades de la Asociación de Inquilinos de San Juan estaban en una reunión virtual con personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sobre el blanqueamiento de contratos de alquiler, cuando recibieron el mensaje: el Gobierno nacional había descongelado el precio de alquileres y habilitado los desalojos. La administración de Alberto Fernández decidió no prorrogar el decreto que resolvía lo contrario. Ahora, Victor Bazán, representante de los arrendatarios, aseguró que hay preocupación por la reacción que tengan los propietarios. Imaginan lo peor: una “ola de desaolojos”. Una encuesta a nivel país refrendó sus palabras: el 40,4% no tiene certezas de dónde va a vivir en los próximos meses.

Bazán definió a la situación como “muy problemática” porque “quedan demasiado desamparados los inquilinos”. El titular de la asociación que nuclea a los locatarios de San Juan explicó que no hay un marco de contención y detalló cómo avizora el complejo panorama que se viene. “Vamos a ver a inquilinos saliendo a buscar un lugar donde vivir con un costo elevadísimo, endeudados (deberán abonar el ajuste que estaba previsto y que no se aplicó durante los meses de vigencia del decreto) ,con garantías con pagarés firmados en blanco”, ilustró sobre una de las posibilidades. Y conformó el perfil del otro tipo de arrendatario: “Van a renovar contratos a más del doble de lo que se paga habitualmente, la gente está pagando 20.000 pesos o más”. Esto se debe a la nueva ley de alquileres, que generó un “efecto castigo de parte de los propietarios y bronca del mercado inmobiliario”. 

En el último año hubo una tendencia preocupante en términos habitacionales. La demanda de alquileres supera en un 80% a la oferta, informó la Cámara de la Construcción e Inmobiliaria provincial. Sobre esto, Bazán cruzó a los propietarios, “prefieren tener casas vacías por estar en desacuerdo con la nueva ley”. Más en una provincia que, de acuerdo a las estimaciones de la asociación, tiene una masa de arrendatarios conformada por 240.000 familias. Y destacó que el flamante de la AFIP servirá para conocer quiénes son los “grandes propietarios que manejan el mercado como quieren”. 

La relación entre locadores y locatarios está completamente rota y no hay posibilidad de diálogo como alternativa a los eventuales desalojos. “Nosotros no queremos hablar con los corredores inmobiliarios. Desde el simple hecho que nosotros proponemos que la comisión la paguen los propietarios, rompemos con ellos”, indicó. “Para nosotros la vivienda es un derecho humano fundamental y para ellos es un negocio”, resumió Bazán. 

El depósito de la esperanza de los inquilinos es una reunión con el director del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Marcelo Yornet, programada para el jueves 11 de marzo. Actualmente hay 70.000 locatarios inscriptos en el programa provincial y esperan que haya una solución concreta. “Buscamos una manera de que haya un plan para aquellos que no podemos pagar la cuota mensual para una casa y un alquiler”, adelantó. Aunque, de todas formas, admitió que no cubriría las necesidades del sector. 

Buscar alquiler en San Juan: cuánto hay que desembolsar

Según la Asociación de Inquilinos de San Juan, una persona debe pagar para alquilar una casa para una familia tipo en un barrio residencial: 25.000 pesos para corredores inmobiliarios, 25.000 pesos de mes adelantado, y 25.000 pesos de depósito. Luego, mensualmente, y durante el tiempo acordado, continuará con una erogación de 25.000 pesos. Es decir, por encima del Salario Mínimo, Vital y Móvil. “Muchas veces los inquilinos tiene que pedir un préstamo con intereses usurarios para hacer frente al gasto”, contó Bazán.