Casi la mitad de los estatales que pidieron no ir a trabajar tuvieron que presentarse igual

731

El responsable de la Dirección de Control y Reconocimientos Médicos de Salud Pública, Miguel Díaz Garay, confirmó que han rechazado casi la mitad de las licencias medicas solicitadas por empleados estatales desde el inicio de la pandemia de coronavirus.  

El funcionario explicó que “desde el año pasado hasta el momento han realizado 130 juntas médicas para analizar la solicitud de diferentes empleados estatales. “De este total, fueron rechazadas entre el 40 y el 50% de las solicitudes de dispensa”, aseguró el funcionario. 

Díaz Garay explicó que la mayor parte de estos pedidos de dispensa fue presentada por empleados de Salud Pública. Es que en un contexto de pandemia los empleados de Salud se volvieron clave, sin embargo parte de estos trabajadores aseguró que no estaban en condiciones de trabajar ya que tienen alguna enfermedad o condición física previa que los hace vulnerables ante un eventual contagio de Covid-19. 

Cada una de estas solicitudes fue analizada por el área de Reconocimientos Médicos y casi la mitad fue rechazada porque no cumplían con lo que establece el decreto 0033 de julio del 2020.  

En el artículo 10 de la norma se establece quiénes son las personas que tienen derecho a acceder a la dispensa. El listado incluye a personas de sesenta años de edad o más, igualmente la norma aclara que el mismo trabajador tiene la posibilidad de ir a trabajar si así lo expresa. De esta manera, el estatal podrá cumplir funciones siempre y cuando no tenga una comorbilidad. 

Además pueden pedir dispensa las embarazadas, los pacientes con enfermedad autoinmune (lupus por ejemplo) en tratamiento con inmunosupresores (medicamentos para su tratamiento) en los últimos tres meses; personas con diabetes Tipo 1 o Tipo 2 que requiera insulina, personas con insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatías o cardiopatías congénitas.

También incluye a trasplantados; personas con patología oncohematológica con tratamiento en los últimos 12 meses; personas con un tumor de órgano sólido en tratamiento; pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), como enfisema congénito, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, fibrosis quísticas y asma moderado o severo;

El decreto dispensa también a personas con VIH o que padecen hipertensión arterial con complicaciones adicionales como: cardiovasculares, infarto agudo del miocardio, insuficiencia cardíaca, insuficiencia coronaria, accidente cerebrovascular o insuficiencia renal.

Con la llegada de la pandemia los estatales podían solicitar la dispensa de manera online y a partir de ese momento no estaban obligados a concurrir a sus lugares de trabajo.

Esta licencia podía solicitarse y hacerse efectiva sin la necesidad de que los trabajadores pasaran Reconocimientos Médicos ya que sólo bastaba con que se registraran de manera online y luego se lo comunicaran a su superior. 

Igualmente, el artículo 15 del decreto 33 establece que los jefes de casa repartición pueden solicitar que intervenga Reconocimientos Médicos, justamente los 130 casos analizados por esta repartición corresponden a solicitudes que fueron analizadas a pedido de los responsables de área. 

El artículo 15 establece que “los Jefes de Repartición pueden solicitar a la Dirección de Control y Reconocimientos Médicos la verificación de las declaraciones presentadas por los agentes. En caso de no constatarse la patología invocada del agente o del menor a cargo, se descuentan los haberes por el período de ausencia”.

En Educación

Con el inminente inicio de las clases presenciales, son cada vez más los docentes que solicitan una dispensa. Desde el gremio UDAP, el secretario general Luis Lucero explicó que existe un buen número de trabajadores docentes que tienen comorbilidades pero no habían solicitado la dispensa porque el año pasado el trabajo se hizo de manera virtual y no debieron salir de sus casas. 

Ahora con la presencialidad obligatoria, son cada vez más los docentes y personal de las escuelas que han solicitado una dispensa. Lucero explicó que se calcula que hay unos 18.700 trabajadores que se desempeñan en diferentes áreas de las escuelas de la provincia. “No sabemos qué cantidad de trabajadores van a solicitar la dispensa”, aclaró el representante. 

Mientras tanto, el Ministerio de Educación ya emitió una Circular Conjunta que alcanza a todos los niveles educativos de la provincia y establece que el procedimiento a seguir “para la evaluación del personal docente y profesionales de Gabinetes”.

En la circular se establece que cada empleado deberá presentar a su superior una nota solicitando la dispensa, sus certificados médicos y la solicitud de dispensa gestionada de manera on line. 

Por su parte, el directivo le debe informar a sus superiores quiénes son los empleados estatales que han pedido dispensa y la solicitud será analizada por Reconocimientos Médicos. Luego será está área la que concederá o denegará el permiso. 

Nuevo decreto

Tras un año de funcionamiento con el sistema de dispensa, el Gobierno de la provincia está preparando un nuevo decreto que llevará la firma del gobernador Sergio Uñac. 

La norma establecerá quiénes podrán pedir dispensa, de qué forma deberán realizar la solicitud y cuáles serán los requisitos y controles a los que deberán someterse los trabajadores. Se espera que en los próximos días el decreto en cuestión sea publicado en el Boletín Oficial.