Creen que en las cuatro estafas millonarias a los jubilados actuó la misma banda

200

La sección Defraudaciones y Estafas de la Central de Policía está trabajando sin descanso para tratar de dar con los delincuentes que en las últimas horas hicieron caer en su ardid delictivo a cuatro adultos mayores a las que les sustrajeron más de $3.500.000.

Desde la Policía de San Juan indicaron que se trataría de las mismas personas, ya que todos los damnificados indicaron que recibieron un llamado al teléfono fijo de su casa, siendo la persona, alguien que se hace pasar por un familiar y convencidos de saber que en la casa estos jubilados tienen dinero.

Tras la conversación, los seducen para que entreguen ese dinero a una persona de confianza para que le gestione un cambio de moneda (ya sea extranjera o nacional) por billetes nuevos o de moneda extranjera ante un eventual corralito.

Todo es una mentira que las víctimas no pueden interpretar como tal, accediendo finalmente en que quien hizo la llamada se trata de un familiar cercano a su familia y acceden al pedido de quien los visita en su casa.

Un dato a tener en cuenta es que mientras la persona está hablando por teléfono, rápidamente alguien llega al domicilio, tal cual le dijo el presunto familiar, quien nunca cortó la llamada, dejando así sin chances a la víctima a que pueda llamar a otro integrante de su entorno o a la misma persona por la cual se está haciendo pasar el estafador.

Las víctimas del famoso cuento del tío que denunciaron las estafas, coincidieron en que los sujetos no tienen acento o tonada sanjuanina, todos llegaron vestidos de traje, con un maletín y también cubrían sus rostros con barbijo y tras obtener el dinero se retiraron del lugar caminando.

Los investigadores creen que los casos conocidos se cometieron porque los delincuentes sabían que en esos domicilios había dinero y por eso apuntaron a dichas familias.

Por estas horas hay un intenso trabajo de revisión de cámaras de seguridad de comercios y vecinos de la zona, para tratar de encontrar alguna imagen del o los autores de los millonarios atracos.

Mientras tanto se han intensificado los controles limítrofes para que las entrevistas a los conductores sea con un poco más de atención y así tratar de detectar alguna anomalía o actitud sospechosa de algún conductor u ocupante de los vehículos que salen de la provincia.

Al mismo tiempo, la Policía solicita a la comunidad, que aquellos familiares que dejen a personas mayores solas en sus casas, les recomienden que no permitan el ingreso a ninguna persona extraña y que tampoco que entreguen información por teléfono, ni dinero a desconocidos. Porque en muchos de los casos, los delincuentes obtienen información de los propios abuelos que se las proporcionan cuando hablan por teléfono.

Hasta el momento hay cuatro comisarías que instruyeron un sumario penal por este tipo de hechos. Entre ellas está la Comisaría 5ª en el primero de los casos donde fueron sustraídos $200.000 y US$9.000, en tanto que la Comisaría 3ª en un hecho en el que una mujer de 94 años entregó $6.000 y US$200 ayer martes.

En los hechos de este miércoles trabajó Comisaría 2ª por un hecho cometido en el barrio San Martín, en Concepción, Capital, donde una mujer entregó $400.000 y US$6.500. Por último se sumó a la lista Comisaría 4ª y por este último hecho cometido este mismo miércoles, una mujer de 81 años entregó U$3.350 Y $700.

Los investigadores diferenciaron a los estafadores de un ladrón común o un asaltante, porque este tipo de hechos son cometidos sin ejercer violencia contra sus víctimas ya que solo las engañan con sus discursos convincentes y logran su objetivo.

Fuente: Diario Huarpe