Necesitarán 1000 personas para la construcción de dos barrios

817

Con el anuncio del levantamiento de dos barrios en Rivadavia para los damnificados por el terremoto, se espera una demanda de 1000 empleados.

Este viernes se conoció que el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) licitó la construcción de dos nuevos barrios para los damnificados por el terremoto del pasado 18 de enero.

Se trata de 837 viviendas que estarán divididas entre los barrios Ingeniero Céspedes y Sierras de Marquesado y tendrán como destinatarios a los vecinos de los asentamientos de La Bebida.

En este sentido, Eduardo Cabello, quien se encuentra al frente de la UOCRA, dijo que para la construcción de las mismas, siempre en cuando se levanten al mismo tiempo, se necesitará de mano de obra a 1000 personas, aproximadamente.

Este número repercutirá de forma notable en cuanto a la cantidad de desocupados que hay en el ambiente de la construcción que, según el propio Cabello, rondan las tres mil personas.

“La construcción de viviendas viene a solucionar un gran problema”, expresó el titular de la UOCRA que a su vez lamentó la paralización de obras tanto en el ámbito público como privado.

Pero además, Cabello afirmó a sanjuan8.com que no solo se necesitará de albañiles y capataces. También se generarán puestos de trabajo para choferes, personal capacitado para la manipulación de maquinarias y todo el trabajo indirecto que acarrea la construcción de casi 1000 casas.

Además, anticipó que para la puesta en marcha del resto de las viviendas prometidas por Alberto Fernández, en su visita a San Juan, el día después del terremoto, “no hará falta traer gente de otros lugares”. “Es imposible que no haya mano de obra en la provincia”, apuntó.

Si bien, el futuro próximo es prometedor por estos anuncios, Cabello lamentó que “no hay una reactivación” en el ámbito privado pero, de todos modos, se mostró esperanzado de que el 2021 “será un año de muchos acuerdos”.

Fuente: San Juan 8