En Educación prevén que los alumnos tengan prácticas deportivas después del receso invernal

653

Sin dudas el ciclo lectivo 2021 vendrá con cambios en algunas asignaturas. Desde el Ministerio de Educación comentaron que, para evitar contagios de coronavirus, las clases deportivas estarán ralentizadas en cuanto a su desarrollo durante la primera parte del año. Las mismas volverán a implementarse después del receso invernal una vez que se avance con el programa de inmunización hacia los docentes.

El ministro de la cartera educativa, Felipe De Los Ríos, explicó que todos los lugares al aire libre son propicios para el desarrollo de Educación Física porque evitan la propagación de los contagios, pero que durante estos primeros meses esa asignatura en particular deberá explotar dentro de sus contenidos teóricos.

El funcionario explicó que los profesores deberán enseñarles a los estudiantes los reglamentos de los juegos y deportes que desarrollarán en la segunda mitad del año.

Más allá de los criterios establecidos dentro de los protocolos sanitarios, el ministro insistió en la idea de que algunas prácticas podrán realizarse: trotar, flexiones de brazo, abdominales. Sin embargo, De Los Ríos indicó que los docentes deberán garantizar el distanciamiento entre los alumnos y el uso correcto del tapaboca.

Vacunación

Faltando casi diez días para el inicio de las clases presenciales, todavía la provincia no articuló el programa de vacunación para los docentes. Por este motivo esperan que en los próximos días, con la llegada de más dosis, los profesionales de la educación puedan acceder a la colocación de las dosis. El funcionario destacó que, por el momento, seguirán pregonando el uso de las medidas sanitarias.

Evitar la aglomeración: protocolo  

Tal como lo adelantó este medio, los alumnos de primaria asistirán a las aulas con un esquema de 3×2, es decir, tres días presenciales y dos días con seguimiento virtual. Con esta medida piensan fortificar los vínculos con los docentes, pero también descomprimir la matrícula del estudiantado.

Directivos y docentes tendrán un control riguroso en los pasillos de las instituciones. Los recreos estarán divididos por curso en periodos de cinco a diez minutos y los kioscos sólo venderán productos envasados.

Por su parte, la entrada y la salida del edificio escolar estarán custodiadas por efectivos de la Policía de San Juan. Una vez que el estudiante ingrese se le tomará la temperatura, si llega a arrojar principios de febrícula se lo aislará para activar el protocolo de emergencia. En el caso de los estudiantes de secundaria la alternancia será a cada una semana.

Fuente: Diario Huarpe