Cómo deben inscribirse los mayores de 80 años para recibir la vacuna en la Ciudad de Buenos Aires

59
Fernán Quirós - Ministro de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Fernán Quirós, ministro de Salud porteño (Lihueel Althabe/)

El próximo viernes, desde las 14, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires habilitará los turnos para que adultos mayores de 80 años se anoten para recibir las dosis contra el COVID-19, cuya vacunación comenzará el próximo lunes. Así lo indicó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, en su habitual reporte sobre la situación epidemiológica.

Según detalló, los turnos serán asignados de manera online, a través de la página oficial del gobierno porteño, y por el 147, la línea telefónica gratuita para realizar reclamos y recibir información general sobre la ciudad de Buenos Aires. Una vez ingresados los datos personales, se deberá elegir día, horario y centro vacunatorio, y se recibirá un mail o un mensaje de texto en el celular de confirmación del turno. Y para la vacunación es necesario llevar el DNI.

“A partir del lunes que viene abriremos la vacunacion a la segunda etapa”, indicó el funcionario porteño. “Tenemos un dispositivo muy eficiente y no aplicamos más vacunas porque no las tenemos; esperamos que se puedan intensificar las recepciones de los embarques”, agregó.

En la Ciudad el plan de vacunación fue dividido en seis etapas en función del riesgo de actividad. La primera contempla al personal de salud y todavía no está culminada, y la segunda etapa abarca a los adultos mayores de 80 años.

Las siguientes cuatro etapas comprenderán a: adultos mayores de 60 a 69 años; personal estratégico; personas entre 18 y 59 años con factores de riesgo (diabetes insulinodependientes y no insulinodependientes, obesidad grado 2 y 3, enfermedades cardiovasculares, renales y/o respiratorias crónicas); y otros grupos estratégicos definidos por las jurisdicciones de acuerdo a la disponibilidad de dosis.

La temporalidad de estas instancias estará sujeta a la provisión de la vacuna. Por lo pronto, además de la Sputnik V (un nuevo cargamento con dosis arribó la semana pasada), el Gobierno Nacional cuenta con las 580 mil dosis de la vacuna Covishield -producida en la India- que llegaron esta madrugada a Ezeiza.

Testeos en la Terminal Dellepiane
Uno de los centros de testeos en la ciudad de Buenos Aires

Según los últimos análisis efectuados por el laboratorio AstraZeneca, una sola dosis de Covishield alcanza el 76% de eficacia contra el coronavirus, es decir un porcentaje de protección suficientemente bueno según establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para una inoculación viral efectiva de este tipo de virus.

Esta vacuna es una variante de la fabricada por AstraZeneca y Oxford, que se produce en el Serum Institute de la India a partir de un acuerdo de colaboración en el contexto de una transferencia tecnológica del laboratorio anglosueco y la universidad británica. El Estado argentino acordó la adquisición de un total de 1.160.000 dosis. Otras 580 mil llegarían en marzo en una aerolínea privada.

Con relación a la Sputnik V, la única hasta el momento que se comenzó a aplicar, el Gobierno adquirió un total de 20 millones al Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF). Sin embargo, al día de hoy sólo arribaron 820 mil dosis: fueron 300 mil en diciembre y 520 mil en enero. Sumadas las 400.000 que llegaron la semana pasada, ya son 1,2 millones de dosis.

Quirós, por otro lado, señaló que los casos de coronavirus en CABA continúan en un “descenso muy marcado, sobre todo en los últimos siete días”, aunque reconoció que una segunda ola “seguramente va a ocurrir”. “Tenemos instrumentos poderosos para demorarla, como la intensificación por parte de los gobiernos de la búsqueda epidemiológica, el rastreo y el aislamiento, seguir construyendo ciudadanía, como seguir enfocados en mantener el uso de barbijo apropiado, y avanzar con la vacunación”, añadió.

El ministro también se refirió a la vuelta de las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires: “Es natural que los padres estén con angustia y preocupación, todos tenemos que aprender como cuidarnos, todos estamos expuestos en cualquier escenario de tener un contagio, es parte de vivir en esta pandemia”.

“Está sobradamente demostrado que la presencialidad no cambia la tasa de contagios cuando se hace de manera cuidada. Tenemos todos los dispositivos montados para testear permanentemente a los docentes, para dar tranquilidad; llamamos a que sigan haciéndolo”, afirmó Fernán Quirós.

Seguí leyendo:

Qué es la trombocitopenia inmune, el trastorno detectado en algunas personas vacunadas contra el COVID-19

Cómo será el plan de vacunación en la Ciudad de Buenos Aires y cuándo se aplicará la Sputnik V a los mayores de 70 años

El gobierno bonaerense confirmó que toda la provincia retomará las clases presenciales desde el 1 de marzo: cómo será el formato

Soledad Acuña: “Empezar la presencialidad es sanar tanto tiempo de privaciones y de cosas negativas que vivieron los chicos”