A la espera de la decisión por las PASO, intendentes bonaerenses posponen la presentación judicial por la ley que limita las relecciones

46
Un grupo de intendentes bonaerenses planean presentar ante la justicia un "interpretación" de las modificaciones introducidas a la ley electoral de la provincia de Buenos Aires que prohibie más de una reelección.
Un grupo de intendentes bonaerenses planean presentar ante la justicia un "interpretación" de las modificaciones introducidas a la ley electoral de la provincia de Buenos Aires que prohibie más de una reelección.

La discusión por la realización o no de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) -que por ley están previstas para el segundo domingo de agosto- genera un intenso debate entre la Casa Rosada, los gobernadores y los principales referentes del oficialismo y la oposición. Ante esta incertidumbre política, alcaldes de todas las extracciones políticas de la provincia de Buenos Aires decidieron posponer hasta saldar esa cuestión la presentación judicial con la que buscan evitar el límite a los mandatos electivos.

Se trata de un pedido de “declaración de certeza” para que la Justicia precise los alcances de la norma que modificó la Ley Orgánica de las Municipalidades, el 13 bis de la Ley Legislativa y 148 de la Ley de Educación, y estableció que los intendentes “durarán en sus funciones cuatro años y podrán ser reelectos por un nuevo período”, es decir el fin de la reelección indefinida.

Para mayor claridad, la legislación dice que “si han sido reelectos no podrán ser elegidos en el mismo cargo, sino con intervalo de un período”, como ocurre, por ejemplo, con la fórmula presidencial o con los mandatarios de la provincia de Buenos Aires.

La ley que reformó el sistema electoral bonaerense fue votada el 17 de agosto de 2016 y permite sólo dos mandatos consecutivos no solo de los intendentes, sino también de diputados y senadores bonaerenses, concejales y consejeros escolares.

El punto que llevarán al debate judicial no es menor. Piden que se aclare a partir de qué mandato comienza a regir la norma aprobada en 2016: si es desde 2015 o desde 2019.

Si se toma desde 2015, los que ya fueron reelectos no podrán presentarse para un nuevo mandato en 2023. Sin embargo, abogados constitucionalistas de renombre que los asesoran entienden que las leyes que modifican a otra no pueden ser retroactivas.

El grupo de intendentes movilizados es numeroso y está encabezado, entre otros, por Martín Insaurralde (PJ, Lomas de Zamora); Juan Zabaleta (PJ, Hurlingham), Diego Valenzuela (Cambiemos, Tres de Febrero); Mariano Cascallares (PJ, Almirante Brown), Gustavo Posse (UCR, San Isidro) y Néstor Grindetti (Cambiemos, Lanús).

Este último ya definió que no irá a una reelección en cualquiera de las alternativas porque, según le explicó a Infobae, “en su momento apoyé la ley y quiero ser coherente con eso y por lo tanto respeto la interpretación vigente de la ley. Eso no deja que reconozca que puede haber una interpretación de esa ley que el primer mandato no se cuenta porque la ley no puede ser retroactiva. No tengo nada en contra de eso y me parece legítimo que otros colegas estén interpretando eso, sí no creo en la reelección indefinida”.

La modificación de la ley se logró por un acuerdo entre la entonces gobernadora María Eugenia Vidal y el Frente Renovador de Sergio Massa. Pero según le explicaron a Infobae varios intendentes, casi el 70 por ciento de los jefes comunales bonaerense vería impedida su posibilidad de ser reelecto en 2023, al tiempo que no pocos senadores, diputados y concejales estarían alcanzados por ese obstáculo para presentarse por un nuevo período.

axel kicillof reunion con intendentes monte hermoso
Los intendentes bonaerense esperarán a ver si hay o no elecciones PASO para una posible presentación judicial por las modificaciones a la ley electoral.

La idea original era presentar el escrito en la justicia provincial después de las elecciones PASO. La decisión tenía su lógica: el domingo 8 de agosto quedarían definidos los nombres de los que estarían habilitados para presentarse. Si la justicia igual fallase en contra, el candidato sería reemplazado por quien le siguiera en la lista.

Gustavo Menéndez, intendente de Merlo y presidente del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires, cree que la norma no puede ser retroactiva, pero que no es momento para discutir ese tema, al menos en medio de la pandemia. En diálogo con Infobae aseguró que “hoy lo más importante es vacunar a nuestros vecinos y que la economía comience a recuperarse. No descarto que alguien pueda presentar algo, pero no va ser por una decisión de los intendentes. Tal vez algún pueda ser solicitada a la justicia por algún legislador que sienta afectado su derecho”.

Hasta el momento, el gobernador Axel Kicillof, se manifestó en contra de derogar la ley votada el 17 de agosto de 2016 que hablita solo una reelección. (Santiago Salva)
Hasta el momento, el gobernador Axel Kicillof, se manifestó en contra de derogar la ley votada el 17 de agosto de 2016 que hablita solo una reelección. (Santiago Salva)

También, como abogado, estima que una aclaración de la justicia no es necesaria porque “la ley no puede tener efectos retroactivos. Lo más lógico de acuerdo a la doctrina y jurisprudencia de nuestro país en muy diversas cuestiones donde se ha dejado sentado infinidad de veces el principio de irretroactividad de la ley sería que todos los intendentes y los legisladores puedan presentarse una vez más. Pero no es una prioridad en estos momentos tan difíciles”.

“No descarto y no me parece mal que algún legislador o varios que estén impedidos de presentarse en las elecciones de este año hagan algún planteo. Nosotros, los intendentes solo estamos enfocados en la vacunación y en la recuperación económica”, continuó Menéndez, quien fue electo en 2015, reelecto en 2019 y su mandato culmina en 2023. Él, como otros intendentes, tiene tiempo de dar esa batalla, pero no los legisladores que se ven afectados este año.

Pero no todos son tan moderados como Menéndez o Grindetti, un sector, encabezado por uno de los pocos “barones del conurbano” peronistas que aún quedan en pie, junto a reconocidos opositores que, como él, gobiernan su distrito desde hace más de una década, impulsa cambiar la ley por una nueva a través del parlamento provincial pero para volver a la reelección eterna.

Una frase, pronunciada ante un grupo de alcaldes a principio de noviembre del año pasado por el presidente Alberto Fernández les habría dado pie para eso. “Sería idiota no reconocer que si la gente vota una, dos o tres veces a alguien es porque algo bueno debe haber hecho. Y no debemos ir en contra de la voluntad popular”, habría sido, palabras más, palabras menos, lo que expresó, sin que nadie sacara el tema, durante un almuerzo con intendentes después del acto de inauguración del nuevo Departamento Judicial Avellaneda/Lanús. Mientras tanto, el gobernador Axel Kicillof no se pronunció sobre esta cuestión.

Hoy se aprobaría en la Cámara de Diputados
Hoy se aprobaría en la Cámara de Diputados

En privado, según le aseguraron a Infobae al menos tres alcaldes, Kicillof se habría mostrado en desacuerdo con dar marcha atrás y retornar a las reelecciones indefinidas. Massa, tiene una posición inflexible sobre el tema y no alentaría que sus diputados y senadores voten a favor de anular la ley. La misma posición tienen algunos alcaldes alineados al Frente Renovador.

Basta recordar que uno de los impulsores massistas de la ley anti “perpetuación del poder” fue Luis Andreotti, ahora ex intendente de San Fernando, quien después de dos mandatos decidió no postularse para una segunda reelección. “Me voy con la tranquilidad de cumplir con la palabra empeñada; una sola reelección y dejar a otros seguir gobernando”, dijo en 2019 cuando abrió las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.

El 10 de diciembre de 2019, lo sucedió Juan Andreotti, su hijo.

Aunque el kirchnerismo no apoyó la modificación de la ley en el Parlamento, sectores de La Cámpora, al menos por ahora, tampoco apoyarían dar marcha atrás con la modificación de la ley que prohíbe la reelección indefinida. Esa posición responde a una lógica política: aspiran a ocupar parte de las intendencias que se verán obligados a abandonar los caciques locales, ya sea en 2023, o en 2027, si se resuelve que la ley no puede tener carácter retroactivo.