Ladrón abatido por un policía: los últimos detalles de la causa, cómo fue la huida de los atacantes

436

Carlos ‘Porteñito’ Gutiérrez murió desangrado en calle Pellegrini, en Rivadavia. Su supuesto cómplice Antonio ‘Trucha’ Luján escapó, pero después terminó internado. Este sujeto pasó por dos hospitales y en cada uno de ellos dio una versión diferente de los hechos.

La causa del ladrón abatido, Carlos ‘Porteñito’ Gutierrez, que causó conmoción en la provincia cumple 72 horas. Y se han dado a conocer nuevos detalles del hecho, principalmente de Antonio ‘Trucha’ o ‘Toño’ Lujan, el supuesto cómplice que atacó con el ‘Portenito’ esa noche y que huyó del lugar a pie.

Según expresó fuente policial ligada a la investigación, Luján mintió a la Policía en dos ocasiones. Él pudo huir de la escena del hecho, pero se refugió en una vivienda de un asentamiento. Por la herida que tenía de bala, llamaron a la ambulancia y lo enviaron al Hospital Marcial Quiroga. En este nosocomio dijo que desconocidos lo habían querido asaltar en la esquina de Maradona y Benavidez, en Chimbas y le propinaron un puntazo.

Los profesionales, desde un principio, se dieron cuenta que no era una herida hecha por un elemento corto punzante y por la complejidad fue derivado al Hospital Rawson. En este lugar corroboraron que tenía una herida de balapero cuando contó lo que le pasó, cambió el lugar del supuesto asalto, dijo que había sido atacado en el Bº Valle Grande.

‘Trucha’ fue sometido a una operación compleja, ya que la bala se le alojó en el abdomen. El proyectil no pudo ser extraído, pero se encuentra internado de forma ‘estable’ en terapia del Hospital Rawson.

Este ataque del pasado sábado fue cerca de las 5:30 horas. Los investigadores contaron cronológicamente cómo habría sido el caso. Según expresaron, el ‘Porteñito’ y ‘Trucha’ rompieron un candando de un portón, sacaron la cadena y supuestamente intentaron robarse la moto del policía. El uniformado que vio toda la escena desde adentro de su casa, salió al umbral de la puerta de salida y dio la voz en alto. En ese momento, uno de los ladrones, lo apuntó con un arma y le gatilló aparentemente en tres ocasiones. El uniformado se defendió y disparó en dos ocasiones, proyectiles que habrían dado en los ladrones.

Estos intentaron huir en moto, pero cayeron metros después porque chocaron contra un árbol. Los dos huyeron a pie y en calle Pellegrini intentaron escapar por un baldío. En este lugar, habrían dejado un chaleco y un revolver calibre .22.  Luján escapó, pero el ‘Porteñito’ Gutierrez, que ya estaba mal de salud, decidió volver a calle Pellegrini, lugar donde se desplomó y murió desangrado, explicaron fuentes ligadas a la investigación.

Con respecto a la herida del ladrón abatido fue en la pierna derecha y tiene orificio de entrada y salida. Al parecer el proyectil tocó la arteria, lo que le habría producido una hemorragia grave.

Después de una hora, tipo 6:30 horas del sábado, fue cuando ‘Trucha’ llamó a la ambulancia para ser atendido de su herida.

Con respecto a las pruebas, personal de la Sección Homicidios de la Central de Policía expresó que se secuestró el candado roto y las cadenas del portón de la casa del Policía. También se decomisó una moto que tenía manchas de sangre, como así también el chaleco y el revólver calibre .22 que fue hallado en el descampado.