Por un corto circuito perdieron todo, ahora necesitan de la ayuda de todos

97

Un incendió acabó con todo lo que había en un pequeño departamento ubicado en el barrio Güemes. Ahí vivía un joven matrimonio y sus dos nenes de 3 y 4 años. Hay campañas para tratar de ayudar a esta familia que se quedó en la calle.

Los bomberos lograron sofocar las llamas pero no lograron salvar muebles y electrodomésticos que había en la pequeña casa ubicada en calle Derqui y Vidart, Rawson. Ahí viven Alexander Vicentela y su esposa Soledad Echegaray, ambos de 27 años de edad. Ellos junto a sus hijos debieron ser asistidos por emergencias medicas por intoxicación con monóxido de carbono, ahora fuera de peligro.

Pero no les quedó nada, por eso desde el club Jockey Club, donde el muchacho juega la rugby y diferentes entidades hacen una campaña para tratar de ayudar a esta joven familia.