La China de Bandásu, del colegio a hacer teatro en Carlos

411

Entrevista con “la Chinita”, quien brilla con su voz junto a Adrián Gómez. Ser mujer y la más chica en el cuarteto, su lugar en el grupo y su noviazgo con Eze Romano.

Mariel Romero tiene 18 años pero se mueve en el mundo del cuarteto como si tuviera años de trayectoria. Hace dos años, su cuñado la invitó una noche a cantar con su banda y los deslumbró tanto con su voz que ese fue su debut con Bandasu, grupo en el que, junto con Ramiro Supichatti Emanuel Arevalo conforma un tridente de voces que se instala en el cuarteto joven.

Todavía no terminó el colegio pero asegura que sabe equilibrar sus tiempos para poder dedicarse tanto al estudio como a la música. En la banda es la más chica, aunque dice que eso no es un problema y se siente “muy cómoda” porque sus compañeros la cuidan mucho. “Me llevo muy bien con todos, Ema me dio muchos consejos sobre lo que es la noche“, cuenta, en diálogo con Cuarteteando. 

En esta temporada, la Chinita dio un salto grande: fue elegida por Adrián Gómez para participar en su obra de teatro, “Friki es Zafadito”, donde se despliega con soltura. “Nada que ver a los bailes, se ensaya, se prepara. Es algo nuevo para mí, la gente, el público y cómo me tengo que mover en el escenario”, explica sobre la experiencia.

En el último mes, fue invitada a cantar con Kesito Pavón de La Banda de Carlitos y también sacó una canción con Nico Sattler de Q’Lokura. “Estoy agradecida porque ellos son artistas de primera que me enseñan mucho”, asume. Dice que no tiene referentes mujeres dentro del cuarteto, pero sí en la cumbia: su preferida es Ángela Leiva.

En el cuarteto, además de una carrera y una pasión, también encontró el amor. Desde hace un tiempo está de novia con Ezequiel Romano, cantante de El Rejunte

“Con Eze tuvimos mucho apoyo, los dos cantamos cuarteto. Hay gente que nos critica, pero no pasa nada. Me escriben muchas fanáticas de él, pero siempre tiran buena energía”, sostiene, mientras se sonroja.