El drama de los que no tienen para pagarle a los dueños de las ferias de artesanías

351

En la plaza de Desamparados hubo una situación bastante particular este fin de semana. Una encargada de una feria que funciona en ese espacio público hace desalojar con la policía a los que no pueden pagar el mesón.

La policía desalojó a una pareja que venía sus productos en la plaza por ordenes de la dueña de la feria

Un video si hizo viral cuando la policía le cayó a una pareja con sus hijos que vendía jugos naturales en la vía pública, mejor dicho en uno de los veredines que tiene la Plaza de Desamparados. No han sido los únicos que la policía desalojo o no dejó que comercializaran sus productos en la reconocida plaza de uno de los sectores mas populosos de Capital.

Luz María dice que nació en la zona y siempre participo de la Feria El Sol brilla para todos, la feria que les cobra por tener un puesto en la vía pública. Pero la situación económica que atraviesa junto a su marido y a sus hijos no le permiten pagar los 300 pesos por el tablón y ser parte del recorrido gastronómico y artesanal de la feria. Ese fue el problema por el que tuvo que pasar un mal rato con un grupo de policías que la sacaron de la plaza.

Gabriela es vendedora ambulante, este domingo estuvo en la plaza y un chico le dijo que tenía que pagar los 300 pesos y le dijeron que se tenia que ir de lugar y que no podía vender. Eso le dijeron los chicos de la feria. Como Gabriela es vendedora ambulante no tuvo problemas por que ella se estuvo movilizando todo el tiempo. El muchacho se puso lejos de la feria y lo mismo le dijeron que se tenía que ir, hasta que vinieron cinco policías para desalojarlo. Según Gabriela; «es muy triste que te hagan sacar así, no y tienen empatía, nadie se puso en el lugar de esa persona que tiene que llevar un peso para poder comer, las personas que lo hicieron sacar seguro pasaron por esa situación, esperemos que se solucione».

Caterina también fue victima de los dueños de la plaza. Ella fue la semana pasada a vender y le pidieron 350 pesos para poder vender cuando aún no sabíamos si íbamos a vender. Este domingo vimos también como a una chica quisieron sacarla, le desarmaron el puesto, solamente tenes que pertenecer a la feria. En la feria no pueden haber muchos stand del mismo producto. Además ellos ponen un parlante a todo volumen enfrente de la iglesia, nosotros hacemos barbijos, cortinas repasadores, hacemos prepizzas y jugos naturales».

Las mujeres quieren un permiso para poder llevar el sustento a sus casas. Por eso en la mañana de hoy visitaron a los funcionarios del gobierno municipal para tener su permisos y trabajar tranquilos, sin intermediarios o propietarios de los espacios públicos.

La pandemia ha dejado a muchas personas sin una entrada de dinero y apelan a vender comida y artesanías elaboradas en casa. El problema para muchos es la endemia y la cantidad de protocolos y controles que hay que respetar para vender y para comprar. Pero los controles debe hacerlos las instituciones de Gobierno. Algunos afirman que exigen permisos de salud y que con solo pagar los 300 o 350 pesos el control está saldado. ¿Los dueños de la feria tienen tanta autoridad como los agentes de bromatología de la provincia? Por otro lado, el espacio público de las plazas los manejan los dueños de las ferias de artesanos que se formaron para poder tener un espacio y vender sus productos, pero ¿los hace propietarios de los espacios verdes?

La Feria se llama El sol Brilla para Todos y tratamos de tener una respuesta que hasta el momento no nos llega, aunque parece que para el que no puede pagar por el puesto se le viene la tormenta como le ocurrió a estas personas, este fin de semana.