Ana podrá disfrutar de una nueva vida

98

Se trata de la primera mujer que logra una correcta recuperación en su tratamiento contra las adicciones, bajo el nuevo sistema de trabajo de las UMAA. Ella es de Jáchal

Un gran trabajo interjurisdiccional que incluya a todos los actores sociales y abarcando todos los departamentos de San Juan, es la premisa con la que trabaja el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social, a través de su Dirección de Abordaje Integral de las Adicciones, para lograr una correcta rehabilitación y posterior reinserción social de todas las personas en situación de vulnerabilidad a causa de esta enfermedad.

Entendiendo que esta problemática no distingue edades, situación social o lugar, es que la Dirección comenzó a trabajar en cada rincón de nuestra provincia de manera articulada con cada municipalidad, a través de las Unidades Municipales de Asistencia en Adiciones (UMAA). No solo en prevención, sino también con tratamientos ambulatorios que permitan a cada persona que lo requiera, permanecer en su hogar o en su entorno, entendiendo que esta situación es sumamente favorable para dicha recuperación.

En ese sentido, autoridades de la Dirección de Abordaje Integral de las Adicciones, asistieron al egreso de la primera mujer que obtiene una correcta rehabilitación y reinserción social gracias al nuevo sistema de trabajo de las UMAA. Ana, en un primer momento formó parte de la comunidad terapéutica María del Carmen, para luego continuar con un tratamiento ambulatorio en su ciudad natal, con asistencia de profesionales de la dirección.

Ahora Ana podrá disfrutar de una nueva vida, de sus hijos y podrá continuar con su reinserción laboral, gracias a la venta de panificaciones elaboradas por ella misma. Por este motivo, desde la dirección fue obsequiada una bicicleta la cual podrá utilizar en su labor diaria. A su vez, Ana se encuentra postulada para ingresar en el Programa impulsado desde Nación “Potenciar Acompañamiento”.

Al respecto, la directora de la Dirección de Abordaje Integral de las Adicciones, Natalia Vives, destacó que Ana “es un ejemplo de que se puede salir adelante, que a todos nos puede afectar porque es una enfermedad social que no distingue edades y que en ese camino es necesario el apoyo profesional y del entorno. También este resultado nos demuestra lo fundamental y necesario de poder contar con asistencia en toda la provincia, brindando tratamientos ambulatorios en cada dispositivo en cada municipio”.

Es importante resaltar el apoyo constante que tuvo Ana de parte de toda su familia para salir adelante. Esa contención y apoyo constituyen pilares fundamentales para superar esta difícil enfermedad social.