Una muerte anunciada en una calle peligrosa

239

El ingreso a La Bebida por calle Ignacio de la Roza antes de callejón Chacabuco en Rivadavia es uno de los tramos mas peligrosos que tiene el circuito turístico de la provincia. El tránsito incesante de los habitantes de esa localidad de la Rivadavia, como aquellos que viven en Zonda para quienes es un paso obligado por ahí, más la falta de conciencia a los limites de velocidad y también al respeto por las demarcaciones existentes, hacen muy peligroso el trayecto. Inclusive, la calle no tiene bicisendas y con escaso margen de banquina con asfalto. Esta vez pagó caro un vecino de La Bebida que murió trágicamente producto de una colisión entre su bicicleta y un auto.

Un Citroën C4 que viajaba al mando de Sergio López de 33 años terminó con la vida de Santos Araya de 65 años de edad, un vecino de esa localidad. Las razones del sinestro se tratan de establecer aún por peritos. Lo cierto es que después de golpear con el auto el ciclista impacta con un poste de luz y pierde la vida en el mismo acto. El Doctor, Jorge Tello de emergencias médicas constata el deceso del hombre, cuyo cuerpo quedó tendido a 70 metros de choque.

El tramo que comprende Ignacio de la Roza desde Rastreador Calivar hasta Chacabuco, la entrada misma a La Bebida, es una zona muy peligrosa para motocicletas y bicis que circulan por el lugar, lo mismo para aquellas personas que transitan a pie por ese tramo. Esta vez pagó con su vida una persona.